Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COPA KORAC

El CAI sigue sin resolver el ataque contra la zona rival

El Zaragoza volvió a mostrar en el partido de ¡da de la semifinal de la Copa Korac el terrible dilema que se le plantea cuando el contrincante decide defender en zona. Ello para el equipo aragonés es irresoluble. El Limoges, con el marcador a su favor, 3034, y ya en la primera parte, usó esta táctica y el CAI tropezó una y otra vez con este obstáculo de tamaña magnitud. Además, fue pertinaz en la pérdida de la posición de la pelota, hasta 13 en el primer período y 20 en total. Estas son dos de las razones por las que el CAI perdió el partido; éstas, la carencia de un ataque ordenado y de buena defensa, que no contuvo a Thompson.El Zaragoza, por lo menos, lo intentó todo para tratar de ganar el encuentro. Hizo múltiples relevos, varió sus sistemas defensivos pero nada fue suficiente porque en los momentos cruciales la pericia y contundencia de Thompson y la fragilidad de la defensa local, le frenaron. Un único marcador tuvo de su lado el quinteto maño, el 51-48 del minuto 23, pero el preparador visitante, Gómez, mostró su disconformidad y devolvió al juego a Vestris. Fueron un par de minutos de felicidad local, también para el banco, pero se estropeó definitivamente con la defensa individual zaragozana, la vuelta a la cancha de Kea y un par de triples visitantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 1987