Al menos 17 civiles

fueron asesinados por los militares filipinos en venganza por la muerte de un teniente coronel que había sido tiroteado desde una casa en los alrededores de Lupao, a unos 160 kilómetros al norte de Manila, según informó ayer el diario Manila Chronicle.-

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción