Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Numerosos viajeros pernoctaron en Barajas debido a la suspensión de sus vuelos por la niebla

Numerosos viajeros permanecían a primeras horas de la tarde de ayer en las dependencias del aeropuerto de Madrid-Barajas, después de haber pernoctado en las instalaciones del recinto a causa de la suspensión de sus vuelos por la niebla. Varios pasajeros italianos, con destino a Roma, al enterarse que no podrían viajar en el vuelo de Iberia por estar éste completo, rompieron una de las puertas de la sala de embarque número 16 y agredieron a diversas personas, lo que obligó a intervenir a las fuerzas del orden público La suspensión de vuelos provocó asimismo la protesta de otro grupo que se dirigía a Zúrich, también a través de Iberia. A lo largo del día los miembros de este grupo intentaron que la compañía les pagara el alojamiento hasta poder emprender el viaje.La niebla, desde el pasado viernes, obligó a cancelar, desviar y retrasar más de un 50% de los vuelos previstos. El fuerte viento que empezó a soplar sobre las cinco de la madrugada de ayer hizo que la niebla comenzara a levantarse, por lo que los responsables del aeropuerto permitieron la entrada de los primeros aviones.

Bajo mínimos

Durante el viernes sólo partieron de Barajas los aviones cuyos comandantes y compañías asumieron la responsabilidad de hacerlo, ya que el aeropuerto se encontró prácticamente durante todo el día bajo mínimos.El personal de operaciones de Aviación Civil se quejaba ayer de la falta de información dada por algunas compañías sobre el movimiento de sus aparatos, según fuentes de dicho personal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de enero de 1987

Más información

  • Protesta violenta de un grupo de italianos