Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La actitud de los vecinos impide el desalojo de una familia con tres hijos

La actitud de los vecinos del bloque de viviendas número 9 de la calle de Adora, en el barrio de San Fermín, permitió el aplazamiento de un desahucio ordenado por el Instituto de la Vivienda de Madrid el pasado día 5 y cuya ejecución estaba prevista para ayer. El piso fue ocupado en agosto por un matrimonio y sus hijos de siete, seis y un año.Tras cuatro horas de discusión, gritos, lloros e incluso un intento de tirarse por la ventana por parte de la ocupante, Sandra San Antonio, de 33 años, los funcionarios, a cuyas órdenes se pusieron más de una docena de policías nacionales y municipales, optaron por marcharse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de diciembre de 1986