GENTE

Miguel Gila,

el humorista, ha afírmado que abandona España "por las barreras que hay en este país para el afecto, pues no se encuentra la amistad y se vive para el consumo", y porque "el español actual no practica el diálogo, sino el monólogo, mientras en Argentina -su lugar de destino- tengo muchos amigos con los que poder charlar". Otra de las razones que alega -probablemente la que más ha pesado a la hora de embarcarse a este país suramericano- es que allí tiene muchas proposiciones para hacer televisión, un medio imprescindible para nuestra profesión". Gila abandona España un tanto dolido: "En el Ente Público español las cosas no han cambiado. Está manejado por las mismas personas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción