Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos los presuntos agresores del árbitro del Gandía-Alcoyano

La Policía Nacional detuvo el domingo, tras el partido Gandía-Alcoyano, de la Segunda División B, que terminó con empate (1-1), a dos jóvenes, supuestos agresores del árbitro. Joaquín R. N. y Octavio P. J., ambos de 23 años y vecinos de Alcoy, al parecer seguidores del Alcoyano, fueron detenidos después de que el colegiado del encuentro, el andaluz Morris Andrade, recibiera una pedrada cuando regresaba en su automóvil a Algeciras. Morris Andrade sufrió heridas leves en la cabeza y pudo seguir viaje.El primero de los jóvenes citados fue detenido como presunto responsable del lanzamiento de la piedra que lesionó al colegiado, mientras que al segundo le fue ocupada otra piedra. Ambos pasaron a disposición judicial y, tras prestar declaración, fueron puestos en libertad.

Por otra parte, el entrenador del Gandía, Óscar Rubén Valdez, tuvo que ser protegido por la Policía Nacional de las iras de los aficionados, que le insultaron e intentaron agredirle, descontentos con su labor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 1986