El Gobierno francés asegurá que seguirá expulsando etarras "cada vez que sea necesario

"Los dos vascos expulsados hacia España suponían una amenaza particularmente grave para la seguridad pública. Volveremos a actuar del mismo modo cada vez que sea necesario" aseguraron ayer fuentes próximas al Ministerio del Interior francés. Según estos portavoces, las autoridades francesas no se sienten "impresionadas" por las amenazas que contiene el último comunicado de ETA. "No tenemos ningún comentario que hacer", añadieron las mismas fuentes.

ETA había asegurado el miércoles que sabría responder a la nueva política del Gobierno francés de cooperación con Madrid en la lucha contra los activistas vascos.La prefectura de policía del departamento de Pirineos Atlánticos ha considerado que tanto Pedro Guridi Iriarte como Fernando Eguillor pertenecen a grupos organizados y armados que han cometido o son susceptibles de cometer actos terroristas". De ahí la necesidad de aplicar un procedimiento de urgencia, previsto en la ordenanza de 1945, que ya fue utilizada el pasado mes de julio para expulsar a otros cinco vascos españoles, sospechosos de mantener relaciones con ETA.

La ordenanza continúa en vigor, puesto que: la nueva ley que regulará la expulsión de extranjeros fue recurrida ante el Consejo Constitucional por 60 diputados y senadores de la oposición, al igual. que los otros, textos que integran el llamado paquete de medidas de seguridad y antiterroristas. La ley, que fue aprobada ya por la Asamblea Nacional y el Senado, refuerza los poderes del Ministerio del Interior, tanto en el caso de las expulsiones "de urgencia absoluta" como en las que siguen el procedimiento normal.

El ministro del Interior, Charles Pasqua, y el ministro encargado de la seguridad, Robert Pandraud, han explicado repetidamente la voluntad del Gobierno francés de cooperar con las autoridades españolas en la lucha contra el terrorismo. "No ha sucedido nada que modifique esa línea política", añadieron dichas fuentes. Pasqua recordó recientemente que el Gobierno francés está dispuesto a dar luz verde a las extradiciones aprobadas por los tribunales correspondientes.

Bereciartúa

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por otro lado, informa José Luis Barbería, el tribunal de Pau optó ayer por aplazar hasta el próximo día 17 de septiembre el juicio de extradición contra el presunto terrorista José María Bereciartúa Etxarri. La petición de aplazamiento fue expuesta, nada más iniciarse la vista, por un representante del abogado parisino Jacques Verges, a quien Bereciartúa encomendó su defensa el pasado martes. El representante del abogado parisino justificó su solicitud indicando que Jacques Verges no ha dispuesto de tiempo material para personarse ante el tribunal, ya que se encuentra actualmente en Libreville, capital de la República de Gabón donde permanece confinado el presunto máximo dirigente de ETA, Domingo Iturbe Abasolo, Txomin.

Bereciartúa, que compareció ante el tribunal esposado y con evidentes muestras de nerviosismo, decidió el pasado martes prescindir de los servicios del equipo de abogados que dirige Christianne Fando y solicitar los de Jacques Verges.

Bereciartúa Etxarri, detenido el pasado 31 de julio en el País Vasco francés, está acusado formalmente de haber participado en cuatro atentados, cometidos en Tolosa, Olabarría (Guipúzcoa), Madrid y Villamediana de Iregua (Logroño), que causaron la muerte a cinco personas.

El tribunal de Pau espera de recibir de la justicia francesa la documentación de otros dos cargos más, entre los que quizás figure el atentado contra el teniente general Joaquín Valenzuela, jefe del Cuarto Militar del Rey, perpetrado en Madrid el 7 de mayo de 1981, y, en el que murieron un teniente coronel y dos militares más que viajaban con el general, quien resultó gravemente herido.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS