Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brutal represión de la policía surafricana en el gueto negro de Soweto

La policía surafricana desencadenó en la madrugada de ayer una ola de represión contra los habitantes de la ciudad de Soweto, en las afueras de Johanesburgo, cuando éstos trataban de resistir en varios barrios del gueto negro al desahucio de todos aquellos que observaban un boicoteo en el pago de alquileres. Según los residentes de la zona, al menos 13 personas, en su mayoría jóvenes negros, murieron, y más de 70 resultaron heridas. La líder nacionalista Winnie Mandela, sin embargo, eleva el cálculo de muertos a más de una veintena. La batalla de Soweto es el enfrentamiento más cruento registrado desde la imposición del estado de emergencia, el 12 de junio pasado.

El principal diario del gueto negro, The Sowetan, que cita a residentes de la ciudad, publicaba ayer que la violencia comenzó cuando la policía municipal -formada por agentes negros mandados por blancos- trató de cumplir las órdenes del Consejo Municipal de desalojar a los inquilinos que no habían pagado el alquiler, tras un reciente aumento del mismo decretado por el citado organismo. Según estos testigos, los inquilinos sabían que se iba a producir un intento de desalojo y se dispusieron a resistir, ayudados por grupos de jóvenes activistas opuestos al régimen de segregación racial. Un testigo declaró que "la policía disparó a izquierda y derecha, contra todo el mundo y contra todo". El Consejo Municipal de Soweto, por su parte, ha negado tajantemen te que la violencia estallara como consecuencia de este problema, ya que asegura que los últimos desalojos habían sido practicados anteriormente y que cuando comenzó la violencia no se estaba procediendo a desalojos.A última hora de ayer, un portavoz de la policía declaró que Soweto estaba "volviendo a la normalidad". Sin embargo, al anochecer de ayer soldados y policías blancos, dotados de vehículos blindados, habían establecido un virtual cerco en torno a los puntos más conflictivos del gueto, mientras en varios barrios del mismo sus habitantes levantaban barricadas.

El Gobierno surafricano, por su parte, se limitó ayer a confirmar la versión de los hechos facilitada por la Oficina de Información. Este organismo había acusado anteriormente de los disturbios a grupos de jóvenes negros que, según estas fuentes, atacaron a la fuerza pública con explosivos e hirieron a cuatro agentes.

Fuentes de la Casa, Blanca en Washington condenaron ayer la matanza de Soweto. Página 3

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de agosto de 1986

Más información

  • Decenas de muertos y más de 70 heridos