Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL TERCER GABINETE SOCIALISTA

Lluch, el más polémico de los que se van

El relevo de Ernest Lluch como ministro de Sanidad deja pendiente de realización la reforma global de la Sanidad, después de haber sido aprobada la ley de Sanidad poco antes de concluir la anterior legislatura. La ley de despenalización parcial del aborto, que comenzó a aplicarse en el verano de 1985, y la puesta en práctica de la ley de incompatibilidades al colectivo médico -con cuyo anterior presidente, Ramiro Rivera, protagonizó Lluch una larga batalla política- centraron el enfrentamiento entre el Gobierno y la oposición conservadora en el ámbito sanitario.Durante la gestión de Javier Moscoso al frente del Ministerio de la Presidencia, desde diciembre de 1982, se han adoptado ciertas medidas de reforma de la Administración, aunque los cambios -supresión de algunos organismos autonómicos, promulgación de la ley de Medidas para la Reforma de la Función Pública y de la ley de Incompatibilidades, y la simplificación de los procedimientos administrativos- distan de cumplir las promesas hechas por los socialistas.

Durante el mandato de Joan Majó como ministro de Industria y Energía, desde julio de 1985, las autoridades norteamericanas concedieron una licencia de exportación de tecnología para que la rriultinacional American Telegraph and Telephone (AT&T) instale en España una fábrica de microprocesadores. Majó tia suavizado el plan de concertación a cuatro años para el sector eléctrico y modificado el plazo de amortización de las centrales nucleares excluidas del Plan Energético Nacional.

Félix Pons Irazazábal, actual presidente del Congreso de los Diputados, ha reducido, durante el año en que ha ejercido de ministro de Administracíón Territorial, la conflictividad entre el Gobierno de la nación y los ejecutivos de las Comunidades Autónomas gobernadas por nacionalistas y conservadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de julio de 1986