Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schuster espera ser uno de los dos extranjeros del Barça en la liga

El jugador aleman occidental Bernd Schuster se ha agarrado a la última manifestación del técnico inglés Terry Venables para centrar sus esperanzas en recuperar la plaza de extranjero, que en estos momentos, parece haber perdido en el Barcelona. Venables dijo que en la concentración de Andorra decidiría cuáles van a ser los dos extranjeros del Barça en la Liga y que la elección dependería de la mejor forma de cada cual y de quién se adapte mejor a su esquema táctico. Schuster ha respondido: "Si las cosas se deciden sólo por fútbol, confío en jugar. Si se hacen por táctica, podría jugar en cualquier equipo del mundo".Schuster es consciente de todos los rumores y de las sentencias dictadas sobre él, por el técnico y el presidente del Barcelona, desde que se perdió la Copa de Europa. "Sé que la temporada va a ser difícil, pero tengo la ilusión de siempre. Voy a Andorra con la ilusión de un jugador que está aquí para entrenarse y jugar". Schuster no se ha asombrado de su convocatoria. "Hace muy pocos días escuché y leí que era muy probable que no me llevaran a Andorra. Yo me dije, vale, pero consciente de que tengo un contrato con el club y que he sido contratado para jugar y para ir a Andorra". Al jugador, que cumplirá con esta su sexta temporada en el Barcelona, no hace falta recordarle que Núñez sentenció su carrera azulgrana manifestando -que mientras él fuera presidente, Schuster no jugaría más en el equipo. "Es posible que se decida en Andorra que yo no juegue, pero no es una decisión que tenga que tomar yo y, como el técnico ha dicho que jugarán los mejores, no puedo perder la esperanza", señala medio en serio, medio en broma, porque muy pocos creen que Venables dejará de elegir al galés Mark Hughes y al inglés Gary Lineker como los extranjeros del Barga para la próxima temporada.

Schuster confiesa que no tiene ninguna carta escondida que presione al club. "Si el técnico cree que yo no encajo en su sistema, me quedaré igual en el Barcelona cumpliendo mi contrato, pero sé que, si decide por fútbol, por categoría, yo jugaría en cualquier equipo, del mundo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de julio de 1986