Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La producción industrial de la Unión Soviética se incrementó un 5,6% en el primer semestre

La producción industrial de la Unión Soviética ha superado las previsiones del plan para el primer semestre del presente año, mientras que la industria petrolífera continuó acusando serios retrasos, según un balance económico hecho público ayer por Pravda, órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de la URSS (PCUS). La tasa de crecimiento de la producción ha sido del 5,6%, frente al 4,3% previsto. Este alza, inferior a la registrada en el transcurso del primer trimestre (6,7%), es el resultado de un aumento del 5,2% en la productividad del trabajo, en lugar del 4,1% previsto por el plan.

La producción petrolífera de la Unión Soviética se ha elevado a 302 millones de toneladas de bruto y de condensados de gas en el primer semestre del año 1986. Las cantidades de petróleo extraídas permiten evaluar teóricamente, por extrapolación sobre un año completo, en tomo a 13 millones de toneladas el déficit para 1986. El último año, la Unión Soviética había sufrido un déficit de más de 30 millones de toneladas de petróleo con relación al plan. Esto ha llevado al Gobierno a revisar a la baja sus previsiones para este año, en las que se habla de un volumen de 617 millones de toneladas.Entre las tendencias positivas de la economía soviética, las autoridades subrayan un crecimiento del 22%, con referencia al primer semestre de 1985, de las inversiones efectuadas para la modernización de las empresas ya existentes.

Al mismo tiempo, señala Pravda, la situación de la industria carbonífera y siderúrgica ha mejorado. Concretamente, según los datos esenciales del balance semestral, se han extraído 339.000 millones de metros cúbicos de gas natural, con un 7% de aumento respecto a igual período de 1985, 3.000 millones de metros cúbicos más de los previstos. De hulla se han obtenido 378 millones de toneladas, 12 millones por encima de las previsiones iniciales. Por el contrario, numerosos ministerios -entre ellos, los de Energía y Electrificación- no han cumplido sus compromisos en materia de progreso tecnológico.

Exportaciones y agricultura

Respecto al sector agrícola, se han realizado las siembras de primavera en 209,8 millones de hectáreas, mientras que la producción de carne, leche y huevos se ha visto aumentada en un 7%, respecto a 1985. En lo que se refiere al comercio exterior se subraya que los intercambios han descendido un 4%, para situarse en un volumen global de 67.000 millones de rublos (unos 13,4 billones de pesetas), de los que 34.000 millones corresponden a exportaciones.La capacidad de las centrales atómicas e hidroeléctricas de la Unión Soviética ha permitido a este país generar más de 1,5 billones de kilovatios / hora anuales a lo largo del último plan quinquenal y, en conjunto, ambos tipos de centrales son responsables de un incremento del 50% en la producción de energía eléctrica en el período comprendido entre los años 1980 y 1985.

El actual plan quinquenal, que comprende el período 19861990, contempla, al final del mismo, una producción mínima entre 840.000 y 880.000 millones de kilovatios. Actualmente, la potencia de las centrales atómicas soviéticas es de 28 millones de kilovatios y se espera que a lo largo de este quinquenio la producción aumente otros 41 millones de kilovatios, con un incremento del 150%.

Para lograr este objetivo, se prevé la llamada interconexión eléctrica mediante la construcción de centrales que integren los actuales complejos energéticos de Ekibastuz, Kask, Achinsk y Siberia occidental, todo ellos con el gas natural como base energética. Pero, según los expertos, el logro de un sistema energético nacional único implica también la construcción de potentes centrales eléctricas en Siberia, Extremo Oriente, Asia central y Transcaucasia.

Como curiosidad, el salario medio de los trabajadores soviéticos se ha situado en 195 rublos (unas 39.000 pesetas) durante el primer semestre de 1986, frente a los 189 rublos de salario de hace un año. La lucha contra el alcoholismo, emprendida por el secretario general del PCUS, Mijail Gorbachov, se ha traducido en una disminución del 35% en la producción de bebidas alcohólicas. Paralelamente se ha registrado un aumento del 41% en la producción de zumos de frutas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de julio de 1986

Más información

  • Casi todos los sectores mejoraron las previsiones, excepto el petrolífero