Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Partido Humanista abandonará la Izquierda Unida a petición de sus socios de coalición

El Partido Humanista, nacido en 1984 de la secta La Comunidad y cuyo secretario general es Rafael de la Rubia, dejará Izquierda Unida a invitación de sus socios de coalición, presumiblemente tras el verano, según han reconocido dirigentes de los principales partidos integrantes de IU. Éstos acordaron el pasado viernes que Enrique Curiel, vicesecretario general del PCE; Ramón Tamames, presidente de la Federación Progresista, y Nicolás Sartorius, vicesecretario general del PCE, se alternen, por este orden, como portavoces de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados.

Los principales representantes políticos de la coalición electoral reconocen que la presencia del Partido Humanista en IU no sólo no ha contribuido a sumar votos sino que los ha restado.Ya el pasado día 7, en su informe ante el comité central del PCE, su secretario general, Gerardo Iglesias había reconocido explícitamente que junto a las disputas surgidas en la elaboración de las listas electorales, "el flanco Partido Humanista-carlistas ha venido a deteriorar que IU apareciera como un movimiento político de sólidas raíces sociales y culturales, favoreciendo la imagen de componenda circunstancial".

Ahora, tras la reunión celebrada a finales de la semana pasada, los principales dirigentes de IU reconocen que en el PH existen prácticas anómalas en una organización política e incluso adoptan una. actitud exculpatoria de su responsabilidad en la aceptación de los humanistas como socio electoral.

Un representante de la coalición ha afirmado que el propio Partido Humanista se ha mostrado dispuesto a abandonar Izquierda Unida, tras reconocer que su presencia ha sido perjudicial para la coalición. Esta medida no será tomada de inmediato para evitar una apariencia de crisis que les asemeje a las dificultades que atraviesa otros grupos políticos, pero consistirá muy probablemente en la exclusión de este partido con vistas a las elecciones municipales y autonómicas.

Por otra parte, los principales dirigentes de Izquierda Unida han acordado que Enrique Curiel, Ramón Tamames y Nicolás Sartorius sean los portavoces, con rotación semestral, de la coalición en el Congreso. Durante el primer período de sesiones, que comienza esta semana, el portavoz será Curiel. Tras las vacaciones parlamentarias de enero de 1987, y hasta que termine el siguiente período de sesiones, el portavoz será Ramón Tamarnes, a quien sucederá, en los siguientes seis meses, Nicolás Sartorius.

El presidente del Grupo parlamentario de IU -caso de que finalmente pueda formarlo con la ayuda circunstancial de Euskadiko Ezkerra- será Iglesias, que se reserva la posibilidad de actuar también como portavoz en los principales debates políticos parlamentarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de julio de 1986

Más información

  • Curiel, Tamames y Sartorius se alternarán como portavoces de IU en el Congreso