Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El riesgo de aludes obliga a suspender el rescate de dos montañeros en Aran

Las tareas de rescate de dos montañeros, sepultados el jueves por un alud, de nieve en el Vall d'Aran (Lérida), quedaron suspendidas ayer al mediodía ante el peligro de nuevos desprendimientos y aludes. El buen tiempo ha acelerado el deshielo de la gran cantidad de nieve acumulada. El rescate se reanudará hoy sábado, a las seis de la mañana.Los dos montañeros quedaron sepultados en la zona conocida por el nombre de Lengua de Mulleres, en la boca sur, del túnel de Viella. Se trata de Víctor Pérez Ruiz y de Carlos Romero, ambos de 26 años y vecinos de I'Hospitalet de Llobregat. En el momento de ser sepultados por el alud se dirigían hacia el refugio de la Renclusa, que se encuentra al otro lado de la cadena montañosa del lado este, ya en el valle de Benasque.

El gran peligro de aludes ha motivado precisamente que la Guardia Civil destacada en Benasque haya impedido al acceso al macizo de la Maladeta a muchos montafieros que han acudido durante las últimas semanas.

La desaparición de los dos montañeros fue advertida por otro equipo que más tarde pasó por el lugar y encontró una de las mochilas y trozos de esquíes. Ayer por la mañana fue hallado otro de los esquíes. En los trabajos de rescate han participado 60 personas, entre bomberos, personal de la estación de montaña de Baqueira Beret, miembros del grupo Acción Inmediata de Montaña de la Guardia Civil, soldados del acuartelamiento del Batallón de Montaña de Viella y voluntarios. Familiares de los montañeros se encuentran desde ayer en Viella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de mayo de 1986