Entrevista a Hassan II

TIEMPOPregunta. ( ... ) ¿Por qué rechaza la autodeterminación de los saharauis? ¿A qué espera para organizar un referéndum,Respuesta. Yo acepto la autodeterminación y, por tanto, el referéndum. Pero deseo que el resultado de esta consulta sea tomado en cuenta a continuación por todo el mundo. Ya he informado de ello al secretario general de las Naciones Unidas. Acepto el control de una comisión internaclional,que vendría a supervisar los procedimientos del referéndum.

P. Los argelinos os han propuesto una entidad saharaui federada a Marruecos, con bandera y sellos marroquíes, una especie de territorio autónomo vinculado a la corona. Si hubiera aceptado esta proposición, ésta habría contado con el patrocinio de los cinco países del Magreb...

R. Cuatro o cinco meses antes del acuerdo de Uxda con los libios (agosto de 1984), los argelinos nos propusieron, en efecto, una federación entre nuestros dos países. No solamente acepté con entusiasmo, sino que recomendé que se dirigieran a los profesores franceses Vedel y Dupuis para redactar una constitución. Y así se hizo. El proyecto fue remitido a los argelinos y a nosotros. Durante cuatro meses esperamos la respuesta. En vano. Pensábamos que la federación pedida por los argelinos podría encargarse del referéndum. Pero comprendimos que lo que se nos reclamaba no era la autodeterminación de los saharauis, sino el reconocimiento puro y simple del Polisario..

P. Después tuvo lugar el acuerdo con los libios, y a continuación, el acuerdo de los argelinos con los libios, desde entonces en abierto conflicto con Estados Unidos.

R. Siempre me sorprende la fascinación que ejerce Muammar el Gaddafi sobre los occidentales. Le he visto sólo dos veces. En una ocasión permaneció tres días entre nosotros, en Marruecos. Había venido sólo para 36 horas, dijo sentirse bien aquí y prolongó su estancia sin dar la impresión de tener problemas con su empleo del tiempo. En la segunda ocasión pasó un día entero conmigo en Uxda, cuando el acuerdo. (...)

P. Sin duda, hay más cosas que decir de un hombre a quien sus propios amigos encuentran imprevisible...

R. Cuando se conocen bien sus obsesiones, se puede preverlas fácilmente o, en todo caso, no sentirse desconcertado por sus iniciativas. Gaddafi cree ante todo en el deber imperioso de todos los pueblos y Estados árabes de unirse. Considera que la comunidad árabe-musulmana constituye una civilización que hay que reconstruir y defender. En segundo lugar, Gaddafi es, dentro del Frente de Rechazo, quien más rechaza la existencia de Israel. Por últirno, desde el punto de vista de su Estado, no tolera que, en lo que respecta a Chad, vengan, como me ha dicho, a hacerle cosquillas en las plantas de los pies..( ... )

P. Su intento apuntaba esencialmente a terminar con la ayuda que Gaddafi suministraba al Polisario en el asunto del Sáhara...

R. El día que recibí, ante diversos testigos, al emisario que me traía la carta de Gaddafi, y después de haber hecho una rápida lectura en díagonal de esta misiva, me vino la idea, o más bien me oí decir a mí mismo que no había ninguna razón para excluir una unión entre Marruecos y Libia. (...)

20 de abril

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de abril de 1986.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50