Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García Sánchez se perfila como nuevo presidente de Reunidas de Zaragoza.

Francisco García Sánchez, actual delegado de Endesa para Aragón, se perfila como el futuro presidente-director de Eléctricas Reunidas de Zaragoza (ERZ), tras la dimisión de Luis Coronel de Palma, presentada el pasado sábado en la reunión del consejo de administración de la sociedad. La Empresa Nacional de Electricidad (ENDESA) tiene en la actualidad el 60% de las acciones de la mencionada compañía. El presidente de ERZ, Luis Coronel de, Palma, ocho de los 12 miembros del consejo de administración y el director de la compañía, José Zaforteza, han dimitido de sus cargos al no estar de acuerdo con lo que ellos entienden es "una nacionalización de la empresa".El consejo de la sociedad se reunió este fin de semana en Zaragoza y aprobó la memoria balance y la cuenta de resultados del ejercicio 1985. La empresa arrojó unos beneficios de 900 millones de pesetas, después de unas amortizaciones de 2.500 millones. Asimismo, se acordó un incremento salarial del 8,5% para todos los trabajadores y se nombró un nuevo vicepresidente en la persona de José María Fita, ya que el cargo estaba vacante desde la dimisión de José Joaquín Sancho Dronda, actual presidente de la Confederación de Cajas de Ahorro y de la CAZAR.

Los otros. consejeros que presentaron la dimisión son Jesús Rubio, Antonio Cremades, Pedro Rubio, el duque de Calabria; los dos representantes de Fecsa, Juan. Alegre y, Jesús Briones; los de Iberduero, Manuel de la Puerta y Joaquín Axae. El traspaso de acciones de Iberduero y Fecsa a Endesa hacía injustificada la presencia de los consejeros procedentes de estas dos empresas, Dentro de unos días Endesa convocará una reunión del consejo de administración y es posible que en la misma se anuncie la elección de Francisco García Sánchez como nuevo presidente.

Coronel de Palma se mostró en desacuerdo con la forma en que se ha realizado la transferencia de acciones de ERZ: "ha sido una nacionalización indirecta, lo llamen como lo llamen; no digo que haya sido una expropiación, pero ésto ha sido innecesario. Yo no tengo nada contra una empresa pública, pero sí contra la forma de hacerse pública".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de abril de 1986