Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO

Un muerto y dos heridos graves al estrellarse su helicóptero en la Vuelta al País Vasco

Un piloto de helicóptero, Miguel Angel Troya, murió ayer sobre las seis de la tarde, carbonizado, en las inmediaciones de Alzola (Guipúzcoa), al estrellarse el aparato, y dos trabajadores de Euskal Telebista (ETB, televisión vasca), resultaron gravemente heridos. Ambos lograron salir del helicóptero, con el que habían informado de la segunda etapa de la Vuelta al País Vasco, en la que venció el irlandés Martin Earle . Sigue líder el italiano Rossi. El helicóptero se enganchó con sus patines en un cable de alta tensión.

El aparato, modelo Bell-47, de pequeñas dimensiones, tipo burbuja, fue alquilado por Euskal Telebista por primera vez a la empresa Aeronorte, de Noáin (Navarra), que sólo tiene este helicóptero y una avioneta. El aparato se enganchó con uno de los cables de alta tensión que cruzan el río Deba y se precipitó al suelo cuando sobrevolaba las inmediaciones del balneario de Alzola, sobre la N-634. Según señaló uno de sus ocupantes, el regidor de la ETB, Enrique Laucirika, momentos antes habían descendido hacia la carretera al ver un automóvil volcado. Sin embargo, desde el suelo les hicieron señales de que no les necesitaban y el accidente se produjo momentos después de remontar el vuelo Laucirika, que según el parte médico sufrió fractura de la apófisis transversa y lesión en los ligamentos de la rodilla derecha, además de contusiones y heridas múltiples, señaló incluso que habían comentado poco antes antes el peligro de los cables, sin balizar.El redactor deportivo de Euskal Telebista Andoni Basabe, que fue ingresado en el Hospital de Galdácano (Vizcaya), salvó milagrosamente su vida, pues según informó la propia ETB sufrió un desgarro de la aorta que por milímetros no le produjo una hemorragia mortal. Además, tiene numerosos desgarros superficiales.

En el momento del accidente, el equipo iniciaba el regreso al centro de Euskal Telebista en Durango, tras haber filmado la etapa. El cuerpo de Miguel Ángel Troya quedó carbonizado y el aparato totalmente destruido, según indicaron los integrantes de los dos equipos de ETB que se desplazaron al lugar para filmar, esta vez, el escenario del accidente de sus compañeros. Los primeros en auxiliar a los heridos fueron un joven de un caserío cercano y un motociclista que circulaba en esos momentos por el lugar.

Nueva sorpresa

En el plano deportivo, casi de nueva sorpresa cabe calificar el primer triunfo como profesional del irlandés Martin Earley, del equipo Fagor, que aventajó en la segunda etapa por 10 segundos al pelotón encabezado por su compatriota Sean Kelly.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de abril de 1986