Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juanito quiere jugar en Neuchâtrel, pese a su incidente con Stielike en el partido de ida

Juanito afirmó ayer que "no existe ningún problema que impida su alineación mañana, en e! partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa de la UEFA, contra el Neuchâtel, el equipo de su ex compañero Stielike, y añadió: "Molowny no tiene motivos para pensar que yo haga alguna tontería". Juanito, que escupió a Stielike en el Bernabéu y recibió luego una impresionante patada del alemán occidental, se desplazará hoy a Neuchitel (la huelga de Iberia impidió que el Real Madrid viajase ayer) con un conjunto mermado por las bajas. Luis Molowny decidirá a última hora si incluye a Juanito como titular o le deja en el banquillo para evitar un nuevo conflicto.

Juanito,dice querer olvidar su incidente con Stielike, su escupitajo al alemán, la posterior entrada de éste -que pudo llevarse la cabeza del madridista por delante- y las declaraciones de ambos. "Es un desequilibrado", dijo Stielike de Juanito. "Es una mala persona", replicó el malagueño. Juanito se limita a contestar que "hay cosas que deben decirse en determinados momentos" cuando se le pregunta por qué mintió al asegurar después del encuentro que no había escupido al alemán o al decir que no pensó nada cuando se le inquiere qué paso por su mente al verse retratado en la televisión y las portadas de los periódicos marcando los tiempos de su gesto.Expresa también Juanito que se llevaría una "enorme sorpresa" si Molowny no le alineara y busca argumentos para ello: "El equipo tiene muchas bajas"; "se le dio mucha trascendencia al incidente con Stielike, que yo tengo olvidado"; "la mierda hay que olvidarla cuanto antes; "no me parecejusto remover un asunto que pasó hace dos semanas", "Molowny no tiene motivos para pensar que yo haga alguna tontería y complique las cosas".

Molowny, que actuó con prudencia tras los incidentes entre ambos jugadores en el partido de ida y que decidió sustituir a Juanito para evitar males mayores, parece decidido a mantener esta línea de cautela. Molowny conoce bien a Juanito y sabe, como el propio jugador a pesar de sus pa labras, que, en cualquier momento, puede perder los nervios.

Además, tampoco sería extraño que Molowny temiera alguna actitud revanchista o provocadora de Stielike y sus compañeros, pese a que el alemán también se ha manifestado en las últimas fechas en tono conciliador. "No voy a vengarme de nadie, sólo a jugar un partido", ha dicho.

Pero Molowny tiene serios problemas, que le obligan, al menos, a meditar seriamente la alineación del Madrid y la presencia de Juanito contra el Neuchâtel. El Madrid ganó el choque de ida por 3-0 y esa renta parece suficiente para comenzar el de vuelta con prudencia. Sin embargo, el entrenador tuvo problemas para confeccionar la lista de viajeros. Hay muchas bajas por lesiones y sanciones y no tiene defensas disponibles en número suficiente. Así, se vio obligado a incluir a Solana, centrocampista de 21 años que comenzó la actual temporada con el Castilla, pero al que el club ascendió a la plantilla del primer equipo para poderle inscribir en la UEFA.

La sanción de Gordillo

Gordillo cumple su tercer y último partido de sanción en competición europea, precisamente por escupir a un contrario en el partido que el Madrid perdió en Düsseldorf ante el Borussia de Moenchengladbach. Salguero, Maceda, Agustín y Miguel Ángel están lesionados. Menos mal para Molowny que pudo recuperar ayer a Camacho, que ha sido baja por una lesión muscular la pasada semana en Zaragoza y Cádiz, y repescar a San José, ausente desde hace tres meses a causa de una operación de hernia discal.

De acuerdo con su costumbre, es inútil hablar con Molowny del equipo titular hasta pocas horas antes del partido. Y más, en esta ocasión, por el caso Juanito-Stielike. Si, como parece, excluye al malagueño, caben dos soluciones, En la primera, Gallego sería el defensa libre; Valdano, centrocampista, y Santillana, delantero. En la segunda, San José entraría en la cobertura. García Remón, Cholo y Solana completan la relación de 16 jugadores.

El grupo tenía dispuesta su partida hacia Suiza para ayer, pero la huelga de empleados de Iberia impidió el vuelo. La salida está fijada ahora para las diez de la mañana de hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de marzo de 1986

Más información

  • La huelga de Iberia impidió ayer la salida del Real Madrid hacia Suiza