Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Nueva ruptura de los maximos anuales

La jornada del referéndum ha supuesto la continuidad de la trayectoria positiva en los mercados de valores, que vuelven a superar sus anteriores máximos anuales. Todos los índices generales están ya por encima del 143%, destacando el de Bilbao, que se sitúa en el 156,82%.La relación que se ha querido ver, desde distintos ángulos durante estos últimos días, entre la evolución de las bolsas y los acontecimientos políticos merece algunos matices, pues en los propios mercados, y a la hora de cerrar este comentario, aún se mantenían las incógnitas sobre la opción ganadora y sus consecuencias.

La apuesta de las bolsas se ha guiado exclusivamente por el positivo entorno económico y las posibilidades de obtención de plusvalías que pueda acarrearles a los mercados de valores. A juzgar por los volúmenes de dinero que se han acercado a los mercados para tomar posiciones de cara al futuro inmediato, las posibilidades son excelentes, y a partir de aquí es donde caben todo tipo de interpretaciones, desde la que ve en esta situación una apuesta clara por el hasta la que considera que un resultado negativo no va a tener significado alguno.

Al margen de las interpretaciones, la nueva presión del dinero y la retirada del escaso papel que el lunes apareció para algunos valores han hecho reaparecer las listas compradoras, al menos en el caso de Telefónica, que cubre tan sólo un 25% de la demanda. Esto hará que el volumen del negocio se resienta al disminuir el número de operaciones cruzadas.

También en el sector bancario se realizaron menos operaciones y los saldos de los siete grandes perdieron volumen. Sin embargo, los avances volvieron a ser espectaculares y supusieron la superación de algunas cotas psicológicas importantes. El Vizcaya saltó la barrera del 1.000%, el Bilbao la del 700% y el Popular la del 800%, mientras que el Banesto se mantiene en el 600% y el Santander se acerca también a ese nivel. El Hispano fue el que salvó el saldo global, pues la mitad de la demanda que quedó sin contrapartida vendedora buscaba sus acciones. El avance de este valor fue de 10 enteros, al igual que el del Central.

Los valores eléctricos también registraron fuertes subidas, que están obligando a los habituales a un notable esfuerzo de adaptación, pues todavía producen sorpresa los niveles alcanzados por las cotizaciones en las últimas sesiones. El índice particular del sector se ha situado a las puertas del 140%, lo que indica que la recuperación de estos valores ha sido total y que el futuro se ve con optimismo.

Los grupos industriales y de servicios fueron los que registraron los avances más moderados, ya que la mayor parte del esfuerzo quedó a cargo de los tres sectores principales. Las empresas del sector siderúrgico, alimentación y construcción fueron las únicas que no lograron subidas superiores a los dos puntos, aunque no fue debido a las bajas, pues tan sólo se contabílizaron 10 en el total del mercado, y de éstas, sólo una corresponde a un valor de primera fila.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS