Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'espaldarazo' de Fernández Albor y el ascenso de Herrero

Gerardo Fernández Albor, presidente en funciones de la Xunta de Galicia, recibió anoche el espaldarazo de toda la organización aliancista al ser el candidato al Comité Ejecutivo Nacional que más votos obtuvo entre los compromisarios.La inauguración anoche de la elección de los miembros de este órgano de dirección por el sistema de listas abiertas deparó no pocas sospresas. Fernando Suárez, ex ministro de Trabajo durante la última etapa del franquismo, diputado y europarlamentario, quedó en quinto lugar, mientras que Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón se aupaba al número dos de entre los más votados, seguido de Arturo García Tizón y Antonio Hernández Mancha. Jorge Verstrynge y Alfonso Osorio ocuparon los lugares octavo y noveno, respectivamente.

El sistema de listas abiertas aprobado en este Congreso a propuesta de Fernando Suárez supuso un enorme riesgo para dirigentes consolidados del partido, que, por primera vez, tuvieron que someterse al examen de los militantes. Eduardo Tarragona, a pesar de una intensa campaña personal, no resultó elegido, así como tampoco el histórico Antonio Navarro.

No obstante, a pesar de estos resultados, es previsible que Fernando Suárez, junto con Miguel Herrero Rodríguez de Miñón, portavoz popular en el Congreso de los Diputados, se convierta en uno de los hombres fuertes de Alianza Popular tras este congreso del partido que dirige Manuel Fraga. El masivo apoyo de los delegados a las ponencias presentadas por Suárez y Herrero mostró ayer hasta qué punto las bases del partido de Fraga respaldan a ambas figuras, cuyas relaciones políticas han pasado por diversos altibajos, pero que, en la actualidad, parecen formar un frente común cara a los tiempos preelectorales que se avecinan.

Tanto Suárez como Herrero lograron anoche un importante respaldo. Las ponencias presentadas por ambos se convirtieron ayer en las estelares en la segunda jornada del congreso. Isabel Tocino fue la única mujer que consiguió los suficientes votos para pertenecer a la Ejecutiva nacional. El joven Alberto Ruiz Gallardón, que se dio a conocer defendiendo la ponencia Estatutos, llegó a la Ejecutiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de febrero de 1986