Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pierde credibilidad el principal testigo en el juicio contra las FP-25 en Lisboa

Las vistas del juicio contra el teniente coronel Otelo Saraiva de Carvalho y los otros supuestos miembros de la organización terrorista Fuerzas Populares Veinticinco de Abril (FP-25) han puesto a dura prueba el crédito del arrepentido Joâo Macedo Correia, principal testigo de la acusación contra sus ex compañeros.En el juicio se produjo hace dos semanas un incidente entre Macedo, el Poeta, y dos de los jueces, a los que acusó de "hacer el juego a los terroristas" porque pretendían saber en qué universidad británica había hecho el reo los estudios correspondientes al título de ingeniero que decía poseer.

Uno de los defensores sostiene que Macedo no tiene otro título que el de electricista, obtenido en la Escuela Industrial de Guimâres en 1974, y que, entre 1976 y 1979, Macedo no pudo estar estudiando en el Reino Unido, como declaró, puesto que trabajaba como empleado de Correos en

El presidente del tribunal, Adelino Salvado, ha pedido que se averigüe este aspecto del pasado profesional del testigo.

Para la defensa, no se trata de simple curiosidad, sino de "probar el poco crédito que merecen las declaraciones del reo", al que presenta como capaz de hacer perjurio "sobre detalles tan insignificantes en relación a la causa juzgada".

Macedo no ha salido mejor de los interrogatorios de otros abogados de la defensa, y el juez presidente tuvo que admitir dos veces que las declaraciones del arrepentido eran contradictorias entre sí o con los hechos. Macedo se encogió de hombros cuando le hicieron notar que había dado sucesivamente tres versiones acerca de la autoría de un mismo documento, y quedó aún más en entredicho cuando se probó que una de las mujeres a la que acusa de haber participado en un atraco, durante el cual murió un policía, se encontraba, por esas fechas, en la cárcel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de febrero de 1986