Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARAGÓN

González Triviño, elegido alcalde de Zaragoza

Antonio González Triviño, candidato socialista, fue elegido ayer nuevo alcalde de Zaragoza con los 18 votos de su grupo, obteniendo así la mayoría absoluta, y la abstención o voto en contra del resto de los grupos (comunista, popular, regionalista y mixto). El único concejal comunista, José Luis Martínez Blasco, que también presentó su candidatura, obtuvo un voto y se registraron 11 en blanco y uno nulo. El nuevo alcalde propuso la eficacia, la concordia y la tolerancia como normas de su actuación en los próximos 15 meses de mandato.Antonio González Triviño tiene 34 años, está casado, es padre de dos hijos y maestro industrial de profesión, especialista en Sistemas y Métodos. Fue elegido concejal en 1979 en las listas de la desaparecida UCD y en 1983 como independiente en la candidatura del PSOE, partido al que se afilió ese mismo año. En la actual legislatura era primer teniente de alcalde, delegado y coordinador del área de Economía y Hacienda.

En su discurso de toma de posesión dijo: "Mi norte ha de ser actuar siempre en beneficio de los ciudadanos de Zaragoza", y anunció que continuará con el desarrollo y ejecución del programa con el que el PSOE ganó las elecciones. Sin embargo, matizó: "Aunque el proyecto político no sea nuevo, sí han de ser forzosamente nuevas las formas personales de gobernar la ciudad. No aspiro a que los próximos 15 meses sean un hito en la alcaldía de Zaragoza, pues el período de tiempo es demasiado corto; pero sí me gustaría que la eficacia, la concordia y la tolerancia fueran las características por las que todos recordemos en el futuro el período que hoy comenzamos". Añadió: "Tan importante como la concordia y la tolerancia es la eficacia, pero de nada serviría que en esta casa hubiera una armonía total y que los vecinos fueran escuchados y recibidos, si luego no se actúa para resolver los problemas".

González Triviño anunció que se dará prioridad a las necesidades de los ancianos, jóvenes y niños, y se comprometió a trabajar para que todos vean en Zaragoza "a su ciudad, y reivindiquen y luchen por ella para que, junto al equipo político de este Ayuntamiento, continuemos la ardua pero visible labor, de hacer de Zaraggza y sus gentes una ciudad amistosa, habitable, donde prime la convivencia; una ciudad equilibrada, orgullo de los zaragozanos y motor importante de Aragón".

El concejal comunista, José Luis Martínez, criticó el procedimiento seguido en la elección y anunció posibles acciones legales, ya que era partidario de que los candidatos hubieran expuesto su programa antes de la votación. Dijo que se había hurtado el debate político a la corporación. El portavoz del grupo mixto, Emilio Aniento, ofreció su apoyo al nuevo alcalde, sin renunciar a ser oposición. Isabelo Forcen, del Grupo Aragonés Regíonalista, recalcó el escaso poder que Aragón y el PSOE tienen en Madrid al rechazarse el candidato que proponía la ejecutiva regional socialista. No obstante, añadió que "Madrid ha sabido elegir alcalde", del que dijo era dialogante, prudente, respetable y moderado. El portavoz del Grupo Popular, Gonzalo Salas, lamentó que el nuevo alcalde no hubiera expuesto en el pleno de ayer sus planes de actuación futura para resolver las asignaturas pendientes que tiene la corporación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de enero de 1986