Concentración de 500 vecinos de Orcasitas en protesta por la inseguridad del barrio

Unas 500 personas se concentraron, en la tarde de ayer, en la sede de la Asociación de Vecinos de la Meseta de Orcasitas para testimoniar su protesta por las condiciones de inseguridad ciudadana en las que, según los portavoces de dicha entidad, viven los vecinos de esa barriada, situada al sur de Madrid. La totalidad de los 150 comercios de la zona cerró sus puertas por el mismo motivo a partir del mediodía. Orcasitas, con 12.000 habitantes, cuenta con un 37,53% de su población en edad laboral en paro y algunos comercios contabilizan más de una docena de asaltos en los dos últimos años.

Orcasitas, informó Félix López-Rey, presidente de la organización vecinaL, tiene 12.000 habitantes, el 37,53% de su población en edad laboral está parada y tres cuartas partes de esos desempleados carecen de seguro de desempleo y tienen edades comprendidas entre los 16 y los 29 años. Un 18% de la población laboral trabaja asimismo en condiciones de economía sumergida, sin seguridad social. López-Rey atribuye a esta angustiosa situación económica el hecho de que muchos jóvenes de Orcasitas caigan en la drogadicción y la delincuencia.Pero asimismo, siempre según la misma fuente, la presencia policial en la barriada es escasa. Varios coches policiales patrullaron durante todo el día de ayer por la zona, pero la totalidad de los testimonios recogidos entre los vecinos coincidía en señalar que era un hecho anormal, motivado tan sólo por la jornada de protesta que se estaba desarrollando.

Actitud policial

Respecto a la actitud de las fuerzas de orden público en relación al barrio de Orcasitas, Félíx López-Rey citó una anécdota reciente, protagonizada por el comisario de Los Ángeles-Usera. El funcionario fue invitado hace unos días a participar en la asamblea celebrada ayer, pero rechazó la invitación con un comentario despectivo, según el presidente de la asociación de vecinos. "Tengo cosas más importantes que hacer", dijo, al parecer. Luego el comisario pidió perdón a su interlocutor por este comentario.Ningún dirigente socialista estuvo presente en la asamblea vecinal, lo que fue muy críticado por los responsables de la asociación de vecinos, de ideas de izquierda y con amplia experiencia en la lucha reivindicativa. Sí acudió, en cambio, a la Meseta de Orcasitas el concejal de la oposición conservadora, José María Álvarez del Manzano, que dialogó con López-Rey y otros vecinos durante un buen rato antes del comienzo de la masiva reunión.

Resolver problemas

Álvarez del Manzano comentó que conocía a Félix López-Rey desde 1974, cuando el primero era concejal del ayuntamiento franquista, y el segundo, un dirigente vecinal comunista. En aquel primer encuentro, el democristiano resolvió un problema relacionado con la tasa de basuras que le planteaba el luchador antifranquista, y de ahí nació una relación cordial que se ha prolongado hasta hoy: Un participante en el coloquio desarrollado entre el concejal conservador y los indignados vecinos de Orcasitas añadió que el único ministro que había visitado Orcasitas había sido el fallecido Joaquín Garrigues.Pedro Díaz, alcalde comunista de Arganda, también estuvo presente en el acto, que se celebró en un local destartalado y, con una megafonía alquilada para él acto por 10.000 pesetas. "No estropeéis los altavoces, que si no los tendremos que pagar", decían una y otra vez los organizadores del acto. Y los altavoces funcionaron a la perfección.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La delincuencia en Orcasitas, según las declaraciones de los comerciantes y vecinos afectados, alguno de ellos con más de una docena de asaltos en los últimos dos años, son chavales de esta barriada y de otras periféricas que en muchos casos ni siquiera tienen la mayoría de edad penal. "Niños como éste", decía un vecino, señalando a un muchacho de unos 12 años. Sus padres están casi todos parados o tienen empleos que apenas les dan para malvivir y son asiduos clientes de las tabernas de la barriada. En Orcasitas se dice que cada día hay menos tiendas porque éstas se convierten inexorablemente en bares.

Sensibilidad ciudadana

Al término de la asamblea, los congregados recorrieron las calles de Orcasitas tras una pancarta en la que se reclamaba más trabajo y mejores escuelas. La intención de la Asociación de Vecinos de la Meseta de Orcasitas era que esa marcha hubiera continuado hasta la plaza de la Villa, para culminar en un encierro en la sede del Ayuntamiento, pero, como dijo uno de los presentes, esta idea fue rechazada en honor del alcalde de Madrid y su delicado estado de salud".Muchos de los manifestantes comentaron con amargura que dos de los muchachos que participaron en unos ligeros incidentes ocurridos en la barriada con motivo de la huelga general del pasado 20 de junio habían sido multados con 8.000 pesetas cada uno. En cambio, un agente de la Policía Nacional que en el mismo incidente sacó un arma y disparó al aire no había sido objeto de ningún tipo de sanción. "Ésta es la seguridad ciudadana que entienden nuestros actuales administradores", apostilló Félix López-Rey.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS