Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajadores parados abofetean a Soares

La campaña electoral presidencial portuguesa se calienta, y cuando no ha llegado aún a su ecuador ya se ha producido el primer incidente de violencia personal contra uno de los candidatos: Mario Soares ha sido abofeteado por un grupo de trabajadores en paro, a la entrada de una fábrica de Marinha Grande, en el centro de Portugal.La industria del cristal, principal actividad económica de la zona de Marinha Grande, atraviesa desde hace años una crisis que llevó a la mayoría de los trabajadores al paro. Cuando el miércoles se disponía a visitar una de las pocas fábricas que obtuvo del anterior Gobierno (presidido por Soares) subvenciones para superar la crisis, Soares fue abucheado -por trabajadores de otra fábrica, sin salarios desde hace más de un año. La situación desembocó en enfrentamientos físicos, en los cuales Mario Soares fue abofeteado y golpeados dos de sus escoltas.

Soares acusó a los partidarios de Francisco Salgado Zenha, que había estado en el mismo local una hora antes, de la agresión y afirmó que quienes le agredieron llevaban en la solapa pegatinas de Zenha. Las mismas acusaciones han sido realizadas por otros dos candidatos, Lurdes Pintasilgo y Diogo Freitas do Amaral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de enero de 1986