Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Admitida a trámite una querella del Grupo Popular contra el alcalde de Majadahonda

El juez de instrucción de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), José Galán, ha admitido a trámite una querella presentada hace un año por el Grupo Popular de Majadahonda (Madrid) contra el alcalde de esta localidad, el socialista Luis Egea, los 10 concejales socialistas de la corporación y el arquitecto José María Pérez (Peridis) por un presunto delito de falsedad en documento público."Esperamos que el juez dé por sobreseído el asunto cuando conozca todos los hechos y, entonces, posiblemente este caso termine con una querella por presunto delito de calumnias contra el portavoz del Grupo Popular, Luciano Pueyo", ha manifestado Fernando Agulló, primer teniente de alcalde de Majadahonda.

La querella admitida a trámite por el juez instructor de San Lorenzo de El Escorial basa el presunto delito en que el equipo municipal de gobierno presentó en el pleno municipal del día 17 de diciembre de 1983 una certificación del arquitecto José María Pérez con fecha de 10 de diciembre en la que se hacía constar que las obras del polideportivo de la avenida de Guadarrama, de dicho pueblo, habían comenzado el día 3 del mismo mes. Luciano Pueyo, portavoz del Grupo Popular de Majadahonda, negó que hubiesen dado comienzo.

Por su parte, Fernando Agulló, primer teniente de alcalde de Majadahonda, afirma: "El acta de replanteo de esa obra lleva fecha de 3 de diciembre y la certificación a la que alude el Grupo Popular había sido aprobada en la comisión de urbanismo, en la que se integra el Grupo Popular, sin que se pusiese ninguna objeción. No obstante, al rebatirse en el pleno quedó claro que la certificación hablaba de trabajos de acopio de materiales, que implican el comienzo técnico de las obras, como así fue expresado por el arquitecto". ,

El juez José Galán ha citado a declarar a los querellados para el próximo día 31.

Fernando Aguiló indicó sobre este punto: "Luciano Pueyo nos ha acusado públicamente hasta de connivencia y, por ello, cuando el juez termine de conocer los hechos es posible que este asunto termine con una querella por nuestra parte contra el portavoz del Grupo Popular por presunto delito de calumnias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de enero de 1986