Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez francés prohíbe difundir las imágenes de la televisión del Rally París-Dakar

La decisión de un tribunal francés de prohibir a la televisión que difunda imágenes del Rally París-Dakar en las que se vean vehículos con publicidad de tabaco ha provocado una polémica en los medios periodísticos franceses. De momento, la decisión del juez ha supuesto un duro golpe para la segunda cadena, Antenne 2, que había comprado en exclusiva los derechos de transmisión de la prueba deportiva y que se, ve obligada a, suprimir prácticamente todas las imágenes, porque aunque sólo 33 de los 487 participantes están patrocinados por marcas de cigarrillos, se trata, precisamente de los favoritos

La denuncia fue presentada por una pequeña asociación de lucha contra el consumo de tabaco en público. El fiscal que presentó el caso recordó que la llamada ley Veil, aprobada en julio de 1976, prohíbe explícitamente que aparezca la marca o el emblema de un producto de tabaco en el curso de una manifestación deportiva. Un decreto ministerial derogó, tres años más tarde, la aplicación de dicha ley en las pruebas de Fórmula 1 y en otras competiciones automovilísticas, pero no en el caso concreto del Rally París-Dakar.Antenne 2 mantuvo que aplicar la ley en este caso suponía coartar la libertad de información. El abogado de la cadena televisiva explicó los riesgos de una interpretación restrictiva de la norma y alegó que podía darse el caso de prohibir la información sobre un acontecimiento con el pretexto de que dicho acontecimiento implicara una infracción.

La juez que examinó la denuncia, Genevieve Angibault, rechazó completamente los argumentos de Antenne 2: "Al transmitir imágenes de este rally, con vehículos y conductores que llevan a la vista los nombres o emblemas de marcas de tabaco, el periodista está dando a conocer al gran público esos nombres o emblemas". Para el tribunal, la transmisión de esas imágenes constituye un acto de propaganda y no de información. La sentencia afirma tajantemente que el derecho del periodista a dar cuenta de todo acontecimiento no le autoriza a infringir la ley.

Fuentes próximas al tribunal señalaron que el derecho a la información quedaba protegido, puesto que los periodistas pueden contar el desarrollo de las etapas de la prueba y ofrecer todo tipo de imágenes, "salvo las que sean propaganda de tabaco".

La dirección de Antenne 2 estudia la posibilidad de presentar recurso, pero por el momento ha acatado la sentencia y ha suprimido las imágenes de la prueba. En el caso de que no hubiera respetado la decisión del tribunal, se habría visto obligada a pagar una multa de 5.000 francos (unas 95.000 pesetas) por cada plano en el que se viera la marca o emblema de una firma de cigarrillos.

El organizador del rally, Thierry Sabine, manifestó,a France Presse: "Encuentro flagrante que una minoría quiera privar a millones de telespectadores de imágenes que les hacen soñar".

El Rally París-Dakar ha provocado también las iras de varias asociaciones de ayuda a África, que han denunciado la prueba como "un auténtico insulto, dada la situación espantosa en la que se encuentran los países por los que atraviesan los conductores".

Portavoces del grupo, en el que figuran Simone de Beauvoir y el actor Philippe Noiret, explicaron que el Rally París-Dakar supone una exhibición de riqueza y despilfarro ante poblaciones que están exhaustas dé hambre, y que los coches y camiones destruyen las pistas y atropellan animales y personas, sin hablar de la utilización de la gasolina, que en algunos casos, y por culpa de la prueba, queda racionada para otros usos mucho más necesarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de enero de 1986

Más información

  • Los vehículos favoritos de la prueba muestran publicidad de tabacos