Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"En televisión no se puede hablar libremente de la OTAN", dice José Luis BaIbín

RTVE suprime 'La clave' por la "inmensa caída de la audiencia del programa"

El programa de La clave sobre la movida el próximo día 27, será el último. La decisión de suprimirlo en 1986 fue comunicada ayer por la mañana a José Luis BaIbín, director del espacio desde 1976, por el director de programas, Ramón Gómez Redondo, y por el director de TVE-2, Enrique Nicanor. Éste argumentó "criterios absolutamente profesionales" tras "la inmensa caída de audiencia del programa". BaIbín advirtió a EL PAÍS de la manipulación de las cifras de audiencia y dijo a Efe que "en televisión no se puede hablar libremente de la OTAN ni de los socialistas".

Las cifras del Estudio General de Medios utilizadas como argumento constituyen, en opinión de Balbín, "una manipulación absolutamente descarada y cínica". "Hay una intención", dijo, "de buscar una disculpa para acabar con un programa en el que pueden opinar todos". Dijo también que el programa se suspende por su "independencia profesional".La nota facilitada por la oficina de prensa de TVE da cuenta de la decisión de suprimir La clave en 1986 y señala que "las razones radican exclusivamente en la espectacular caída de audiencia del programa en 1985". La información cita al Estudio General de Medios y dice que la audiencia media ha descendido de 1984 a 1985 en casi las dos terceras partes. "Este descenso no sólo ha afectado al coloquio", añade, "sino que ha arrastrado, consecuentemente, a la audiencia de la película". ,

"A lo largo de la entrevista mantenida con Balbín", dice la nota, .el director de programas manifestó que era preferible la desaparición voluntaria del espacio antes de que fuese la propia audiencia quien lo quitase de la programación. Nicanor pidió a Balbin que le presentase algún nuevo proyecto de programa, "al que la dirección de la cadena sería absolutamente receptiva".

En enero se mantendrá en el horario de la clave la programación de un largometraje. Se estudia la emisión de un nuevo programa de debate.

Balbín duda de las cifras

Balbin manifestó a EL PAÍS: "Si yo creyera que el programa debía terminar, ya lo habría abandonado", y advirtió de la manipulación de las cifras ofrecidas del Estudio, General de Medios. "Suponiendo que las cifras sean exactas, cosa que dudo", dijo, "se han utilizado como referencia las del año pasado, pero no las de otros años. Si hubiera sido así se comprobaría que, si bien hay un descenso en 1985 con respecto a 1984, el programa se mantiene con respecto a períodos anteriores".

Para Balbín, los actuales responsables de TVE "tienen menos imaginación que los anteriores", al buscar una disculpa para suprin-úr el programa. El director de La clave señaló que en los últimos tiempos se han incluido en TVE-1 programas espectaculares, como el de Pedro Ruiz, que restaban audiencia a TVE-2. Dijo que existían dificultades con los responsables de TVE desde la aparición en uno de los coloquios de Alonso Puerta.

Para Enrique Nicanor, los programadores tienen la obligación de corregir situaciones como la de La clave cuando un programa no tiene impacto e interés. "Los datos son muy claros y oportunos", dijo, . es necesario hacer nuevos programas y buscar nuevas fórmulas". Según informó Nicanor, las cifras de audiencia han descendido en este espacio de 4.553.000 espectadores en 1984 a 1.437.000 en 1985. "Esta inmensa caída de audiencia", señaló, "nos lleva a actuar como programadores y a buscar un espacio nuevo".

Para Rogelio Baón, iniembro del Consejo de Administración de RTVE por el Grupo Popular, la desaparición de La clave "es un ataque frontal al pluralismo". "Era el único programa que existía de debate", aseguró, "y ya temíamos que en fechas electorales no iba a continuar". Según Baón, lo que se pretendía era reducir el programa, "pero Balbín quería seguir con el programa tal cual". En su opinión, "BaIbín tenía muchas presiones últimamente; hace dos años que no renovaban los sueldos de los colaboradores y han suprimido el programa en la impunidad de las vacaciones navideflas".

Represalia política

"Yo no soy sospechoso de amistad con Balbín porque le he criticado, pero cuando acceda a la presidencia del consejo, en enero, pienso llamarle para que ofrezca su versión". Es un ataque muy serio porque desaparece el programa más duradero de TVE, que ha sabido pasar por todos los Gobiernos sin ninguna mancha", dijo.

El vicesecretario general del PCE, Enrique Curiel, consideró la suspensión de La Clave como "un claro acto de represalia política por parte del gobierno". Curiel protestó en nombre del PCE por "este acto que atenta contra el pluralismo informativo y que pone de manifiesto el talante con el que el gobierno pretende controlar la televisión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de diciembre de 1985