La Guardia Civil intentó desalojar ayer a una trabajadora del 'catering' de Entursa

La dirección de la división de catering de la Empresa Nacional de Turismo (Entursa) reclamó ayer la participación de la Guardia Civil para desalojar a la trabajadora Rosa Alarcón, jefa de administración de operaciones y miembro de UGT, al negarse ésta a atender las órdenes de un guarda jurado que le impedía el paso a su puesto de trabajo. El guarda mostró una carta de la dirección en la que se anunciaba que Rosa Alarcón había sido sancionada con un mes de suspensión de empleo y sueldo.Según la propia trabajadora, en la carta no constaban los motivos de la sanción ni cuándo empezaba a hacerse efectiva, por lo que no atendió las órdenes del guarda jurado, que procedió a llamar a la Guardia Civil. Los trabajadores amenazaron con ponerse en huelga si Rosa Alarcón era desalojada.

El director del catering ordenó la retirada de la Guardia Civil, aunque manifestó que la sanción seguía siendo firme.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 21 de noviembre de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50