Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Nuevos maximos, viejas tensiones

El nuevo avance conseguido por los mercados de valores supone, además de consolidar la tendencia al alza mediante la fijación de nuevos máximos anuales, un notable incremento de la tensión, al acumular mayores beneficios en un buen número de valores. Ni siquiera el hecho de que las realizaciones de beneficios hayan mantenido su presencia en los corros, ha podido frenar la presión del dinero, tal vez un poco más selectivo, pero que sigue insistiendo con fuerza. Los avances han sido espectaculares en muchos casos, por lo que el asombro marcha paralelo con las cotizaciones; ésto es, subiendo incensantemente de sesión en sesión.Tal vez se echó de menos una presencia más firme de órdenes compradoras en torno a los valores bancarios, sensiblemente afectados por la retirada de beneficios, aunque con una cierta tendencia al equilibrio de fuerzas entre papel y dinero. Las oscilaciones registradas en los cambios fueron mínimas y, por el contrario, la repetición fue una respuesta normal, incluso para algunos valores que contaban con saldo positivo.

El resto de los sectores cerró la sesión con resultados favorables de distinta cuantía, a pesar de que la unanimidad fue una constante tan sólo para los más privilegiados. También aquí se puede hablar de equilibrio de fuerzas, ya que tanto compradores como vendedores han puesto verdadero empeño en ejecutar sus órdenes. Este equilibrio se rompió por varios puntos, destacando una vez más los grupos de seguros y de comunicaciones. En éstos, el dinero parecía tener las ideas más claras que en los demás sectores.

Con todo, el grupo de las sociedades eléctricas sigue siendo el que más interés despierta, bien por la, al parecer, próxima resolución del tema de los traspasos de activos entre las compañías, o bien por la multitud de rumores que continuan levantando, tanto el pago de dividendos como las ampliaciones de capital que se puedan realizar en lo que queda de año. Mientras no haya noticias concretas, habrá que contentarse con el inicio del desdoble que ayer comenzaba Endesa, y que se inició con el dinero como principal protagonista.

Posición de dinero sin operaciones para las acciones viejas (34,50 enteros por debajo de su último precio) y la misma situación para los derechos, cuya posición de dinero en 205 pesetas supera en 7,50 el precio teórico. Si los cupones se hubiesen comprado a ese precio, las nuevas acciones habrían resultado al 111,80%, incluyendo los gastos y la diferencia de dividendo.

También comenzaron ayer las ampliaciones de capital de Unión de Valores y de Estudio Financiero de Valores, ambas en la proporción de tres acciones nuevas por cada 10 antiguas, al 448% a la primera, y al 477% la segunda. En ninguno de los dos casos cotizaron los derechos. Española del Cinc descontó del precio de sus acciones el dividendo a cuenta del presente ejercicio que abonó el pasado día 15, cediendo además 4,80 enteros. Al tiempo, anunciaron el pago de un dividendo a cuenta, para el próximo día 22, las siguientes sociedades: Mapinco, de 9.840 pesetas; Mapfrida, de 656 pesetas; y Mapensa, de 635,50 pesetas, siendo estas cantidades netas en los tres casos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS