Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ablanedo, el portero más seguro

Ablanedo, que cumplió 22 años el 2 de septiembre, lleva una trayectoria difícil de igualar. La mitad de su vida la ha pasado en el Spórting -a los 11 años entró en el club- y hoy es una referencia exacta de lo que puede dar de sí una escuela de fútbol, en este caso la de Mareo. "Los porteros que más me han atraído siempre han sido Arconada y Miguel Angel", confiesa Juan Carlos Ablanedo, el guardameta menos batido de Primera División. Cuatro goles en 11 partidos es su marca.

La semana pasada corrieron intensos rumores de un eventual traspaso de Ablanedo al Real Madrid, que desmintieron tanto él propio jugador como Manuel Vega Arango, el presidente del Spórting de Gijón, su actual club.Boskov no quería alinearle en la temporada 1983-1985 porque le consideraba "un portero muy bajito", hasta que le hizo jugar en Sevilla, y a partir de entonces se rindió ante la irresistible ascensión del entonces portero del filial del Sporting. Y no volvió a prescindir de él en lo que quedaba de competición aquel año. La temporada siguiente se hizo cargo del equipo José Manuel Novoa, que conocía a Ablanedo desde que se había incorporado al club y le consagró como titular indiscutible. Ablanedo estuvo a la altura de las circunstancias: sólo encajó 21 goles en 34 partidos de Liga, conquistó el Trofeo Ricardo Zamora. al portero menos goleado y en dos ocasiones fue convocado con la solección.

Un tío suyo, Adauto, fue portero del Real Madrid y del Celta de Vigo. Un hermano mayor, Ablanedo I, es también jugador del Spórting, donde actúa de defensa, aunque no es titular.

Ablanedo tiene todas las condiciones de los buenos porteros: agilidad, reflejos, seguridad y sentido de la oportunidad, pero sobre todo una rapidez endiablada que no permite la reacción del delantero. "Generalmente analizo los partidos que disputo", asegura, "y siempre encuentro fallos que quizá para la crítica pasen inadvertidos. Trato de corregirme viéndome posteriormente".

El comportamiento de Ablanedo es como el de un portero veterano, quizá por su técnica depurada, o en parte por la profesionalidad de que hace gala. Desde qué comenzó la Liga ha encajado cuatro goles. Se los han marcado Benito (Las Palmas), Gabino (Betis) y Landáburu (Atlético de Madrid) de forma parecida: un delantero que llega solitario ante él y le bate por bajo. El cuarto tanto se lo marcó Bustingorri (Osasuna) de penalti. El Spórting no perdió esos partidos ni ningún otro.

Ablanedo, que nació en Mieres (Asturias), vive con sus padres en Gijón, y permanece soltero. Su futuro es esperanzador. "Ni el Madrid ni el Spórting han hablado conmigo de posibles trapasos. No es este el momento oportuno de discutir sobre eso cuando estás metido de lleno en la competición". Ablanedo negocia con el Spórting un contrato largo, de un mínimo de cinco años, puesto que el actual se le termina en junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de noviembre de 1985

Más información

  • El jugador del Spórting sólo ha encajado cuatro goles en la Liga