Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francisco Páez de la Cadena

El ganador del último Premio Sésamo alterna la narrativa con la jardinería

Francisco Páez de la Cadena, madrileño, de 33 años, es el último y reciente ganador del Premio Sésamo (400.000 pesetas y la edición de la obra). La novela con la que ha logrado este galardón se titula. La derrota más hermosa, una reflexión escéptica y en parte autobiográfica sobre el amor. Se trata de la primera obra en el género de este joven escritor, de ocupaciones múltiples, que lo que más ha escrito es poesía, y que rep arte su tiempo entre la jardinería, los despachos municipales y la traducción.

Para poder terminar esta novela, Páez de la Cadena ha robado horas al sueño y al descanso duran te los últimos ocho o nueve me ses, porque el ganador del Sésamo es, ante todo, un hombre con múltiples ocupaciones. Ingeniero técnico agrícola de profesión, trabaja en el Ayuntamiento de Fuenlabrada, es traductor de Va rios autores de lengua inglesa -entre ellos Anthony Burguess- y escribe artículos sobre jardinería en las páginas de este periódico. Puede que sea esta última faceta la que más se conoce de él, ya que, al margen de las, colabora ciones semanales sobre cómo cuidar las plantas, tiene editadas dos obras sobre este tema: Historia de los estilos de los jardines y Jardinería y terraza. "En segundo año de carrera había que escoger una especialidad. Elegí jardinería sin ningún motivo especial y luego me fue gustando. Me apunté a varios cursos aquí y fuera de Es paña, y sin darme cuenta llevo 11 años en esto". Pese a tantos años de especialización, Páez de la Cadena confiesa algo abochornado que en su casa su mujer -es casado y padre de tres hijos- le regaña porque no se ocupa suficietemente de las plantas.

La novela es, sin embargo, una actividad reciente de Páez de la Cadena, ya que lo que Más ha es crito es poesía, "de todo tipo, so cial o intimista; depende siempre del momento. Para mí", dice, "la poesía es una expresión instantánea. La novela requiere más disciplina, un sistema de trabajo bastante rígido".

Es la segunda vez que se presenta a un concurso literario. La otra vez que lo hizo reconoce que llevó un trabajo mal articulado e inacabado. "Me presenté al Sésamo porque no conozco a nadie del mundo editorial y pensé que esta es la única manera de entrar en ese círculo. Por otra parte, el Sé samo siempre ha sido un galardón de prestigio, ajeno a los manejos que hay en otros concursos. Yo no conocía a nadie, del jurado, y presenté mi novela, sin más".

En La derrota más hermosa, Páez de la Cadena cuenta en un centenar de folios una historia en tres partes. En la primera, el protagonista viaja al Reino Unido para buscar a una mujer de la que, en algún momento pasado, estuvo enamorado. En la segunda parte, el protagonista reflexiona y concluye con la idea que da título a la novela: el amor es la derrota más hermosa. La última parte del libro recoge el regreso del protagonista al punto de partida sin que haya logrado aclarar ante sí mismo el motivo de su viaje.

¿No es una conclusión un poco deprimente? Páez de la Cadena, desde la timidez de sus oscuros ojos verdes, responde que sí "pero la vida es un poco así, es deprimente; pero el amor es algo que se intenta una y otra vez sin mayores esperanzas de éxito".

Por lo menos su esperanza de éxito literario empezó la noche del pasado viernes, cuando Tomás Cruz le llamó a su casa y, le dijo que dejara lo que estuviera haciendo y que fuera a las ya legendarias Cuevas de Sésamo, de Madrid, que su novela había sido la elegida. "Yo estaba en bata y zapatillas, nerviosísimo. Salí corriendo, y la verdad es que fue una noche inolvidable"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1985