Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

La victoria de Martens

LE MONDEWilfred Martens puede estar satisfecho de la respuesta que los electores belgas han hecho al contrato de confianza que les proponía la coalición saliente que dirigía, compuesta de socialcristianos y de liberales, sacudida por el sector de Heysel, y que vuelve al Parlamento reforzada. Jean Gol, ministro de Justicia, liberal, y Charles Ferdinand Nothomb, socialcristiano, se han reconciliado ante las pantallas de la televisión. El partido del primer ministro, el CVP, acrecienta su influencia en el seno mismo de la coalición:Paradójicamente, el éxito de Martens no se ha realizado en detrimento de la principal fuerza de oposición, constituida por los dos partidos socialistas, el valón de Spitaels y el flamenco de la estrella ascen,dente, Karel van Miert, que mantienen sus fuertes posiciones.

Los grandes vencidos de la consulta electoral son los partidos comunistas: el Volskunie, el Frente Democrático de los Francófonos y la Unificación Valona, y accesoriamente el Partido Comunista, que, por primera vez desde 1945, no estará representado en la Cámara de Diputados. Sería un error concluir que los problemas lingüísticos y comunitarios han desaparecido del orden del día de la vida política belga. Si no han aparecido en el primer plano de una campaña electoral, que todo el mundo se ha puesto de ,acuerdo para reconocer que ha sido bastante gris, están siempre presentes en el debate público. ( ... ).

El retroceso de los pequeños partidos, fundados sobre la defensa de los intereses corporativos, se explica por el hecho de que las fuerzas políticas tradicionales han integrado esos temas. El Partido Socialista de Van Miert, por ejemplo, es más próximo en su oposición a los euromisiles de sus homólogos holandeses y alemanes occidentales que del Partido Socialista Valón (..)

15 de octubre

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de octubre de 1985