La cuarta partida por el título mundial de ajedrez fue aplazada con ligera ventaja de Karpov

El campeón mundial de ajedrez, el soviético Anatoli Karpov, tiene una pequeña ventaja en el aplazamiento de la cuarta partida, correspondiente al encuentro que disputa frente a su compatriota Gari Kasparov, con el título en juego. Según los expertos, es poco probable que la ventaja de Karpov sea suficiente para lograr la victoria. En los primeros compases de la partida, cuyo nivel técnico fue tan alto como en las tres, anteriores, Kasparov hizo gala de una excelente preparación teórica. El juego se reanudará hoy. Mañana se jugará la quinta partida, de las 24 previstas, salvo que Kasparov solicite descansar.

Más información
Desarrollo del juego

Tras el aplazamiento de esta partida el ex campeón mundial Mijail Tal (soviético) declaró: "No cabe duda de que la posición es ligeramente favorable para Karpov, pero no creo que la ventaja sea suficiente para ganar". El marcador actual favorece al aspirante por 2-1, después de su triunfo en la primera partida y de las tablas en las dos restantes.Como en días anteriores, hubo un lleno absoluto en la sala Tchaikovski, de Moscú. En los preliminares- de la partida el público acogió con vítores y aplausos a ambos jugadores, en reconocimiento de la combatividad desplegada hasta el momento. Durante la partida, los espectadores dieron repetidas muestras de nerviosismo, ante lo complicado de la posición. Cuando Karpov y Kasparov saludaron a los árbitros para despedirse, los aficionados descargaron la tensión mantenida durante las cinco horas de juego con una prolongada aclamación.

Combatividad

El alto nivel de combatividad mostrado por los dos jugadores constituye la nota más destacada de las cuatro partidas celebradas hasta el momento. Esto contrasta con el excesivo pacifismo del anterior enfrentamiento entre ambos, cancelado el pasado 15 de febrero por el presidente de la Federación Internacional de Ajedrez tras cinco meses de juego.En los preliminares del campeonato, muchos aficionados albergaban fundados temores de que el goteo de insulsos empates que presidió el encuentro anterior volviera a repetirse. Afortunadamente para el ajedrez, las cuatro primeras partidas del nuevo enfrentamiento han aportado interesantes ideas, además de una gran emoción. Incluso el tercer juego, que fue tablas en sólo 20 jugadas, agradó al público, que está volcado desde el primer día.

Midiendo la intensidad y duración de los aplausos, puede deducirse que la mayor parte de los aficionados simpatiza con Kasparov. Según los observadores, las motivaciones de esta preferencia deben buscarse en varias direcciones. Un factor fundamental es su estilo de juego, fácilmente comprensible por el aficionado medio. Además deben tenerse en cuenta algunos rasgos sociopolíticos, como su juventud -22 años, 12 menos que: Karpov-, su carácter novedoso el actual campeón ostenta el título desde hace 10 años-, sus contestatarias declaraciones sobre las autoridades deportivas de la URSS y su procedencia de una república no rusa (nació en Bakú, capital de Aserbaiyán).

Otro ejemplo del interés despertado por el encuentro se dio ya la semana pasada, al término de la segunda partida. Los periodistas, junto con los grandes maestros que ocupan habitualmente la sala de análisis, se enzarzaron en una aguda discusión sobre posibles mejoras en el juego de Kasparov. La polémica giró principalmente en torno a la jugada número 58 de las negras. Algunos contertulios preguntaban enfáticamente por qué Kasparov no había avanzado al máximo su peón de torre rey, con el fin de capturar a continuación el peón retrasado de las blancas.

En un teletipo difundido por la agencia Tass, el gran maestro soviético Mark Taimanov aseguró que la captura del peón blanco no resultaría suficiente para obtener la victoria, porque las piezas de Karpov podrían reagruparse en el flanco de rey, garantizando el empate. Es probable que las discusiones sobre estas variantes se prolonguen durante varios meses a través de las revistas especializadas.

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS