Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía desalojó a 150 trabajadores de limpieza de la ciudad sanitaria de Sevilla

La policía desalojó a primeras horas de la tarde de ayer a 150 trabajadores del servicio de limpieza de la ciudad sanitaria de Sevilla que se habían encerrado en la sede central de la entidad en demanda de que el servicio sea absorbido por la Administración, en lugar de depender de una empresa.

Los trabajadores, la mayoría mujeres, pertenecen a la empresa Novalim, concesionaria del servicio hasta finales del pasado julio, en que fue adjudicado mediante concurso a la empresa Serlima por 650 millones de pesetas anuales. La oferta de la nueva empresa es la de despedir a los 560 trabajadores y pactar luego la readmisión de 400, previa presentación de la cartilla de paro.

Los trabajadores de Novalim realizan una segunda huelga, ésta indefinida, en defensa de todos los puestos de trabajo. Tras el encierro de ayer varias unidades de la Policía Nacional se personaron en el lugar y con una orden de desalojo por escrito procedieron a evacuar el local de la RASSSA, lo que se produjo sin incidentes, excepto varios desmayos y crisis nerviosas de algunas trabajadoras. Los desalojados cortaron el tráfico de la avenida de la Constitución, acto que también se desarrolló sin incidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de agosto de 1985