Coalición Popular considera "probable" obtener 140 escaños en las próximas legislativas

Coalición Popular maneja la cifra "probable" de 140 diputados como un "resultado aceptable" en las próximas elecciones legislativas, según fuentes de Alianza Popular. Estos informantes agregaron que la cifra de 140 escaños fue manejada en "algunos momentos" durante las negociaciones para cerrar los pactos electorales entre los tres partidos estatales de la coalición. Estos pactos fueron cerrados en la madrugada de ayer, durante una cena que congregó a los dirigentes de AP, del PDP y del Partido Liberal. El PSOE tiene ahora 202 escaños, sobre un total de 350; y UCD en 1979 obtuvo 168.

Los tres partidos mostraron públicamente su satisfacción por el resultado obtenido en la negociación, si bien en privado los democristianos, el PDP, parecían mostrarse mucho menos eufóricos: el Partido Demócrata Popular (PDP) inició las negociaciones, hace más de dos meses, con la exigencia previa de obtener el 30% de la cuota de poder -es decir, de los puestos probables en las listas electorales-, al menos con vistas a las elecciones gallegas. Sin embargo, al final ha tenido que conformarse con un 21%, valedero tanto para las elecciones gallegas como para las próximas legislativas, ya que el acuerdo suscrito en la madrugada de ayer comprende ambas, así como las autonómicas andaluzas.El Partido Liberal, presidido por José Antonio Segurado, que cuenta, según sus propios portavoces oficiales, con algo menos de 2.500 afiliados, obtuvo, no obstante, un 11,5% de los puestos con probabilidad de resultar elegidos (a última hora, Segurado cedió un punto en favor del PDP, que se resistió hasta la madrugada a suscribir el pacto). El restante 67,5% de los puestos en las listas corresponderá a Alianza Popular, partido que cuenta oficialmente con algo más de 180.000 afiliados. Finalmente, el acuerdo recoge una de las exigencias del PDP, favorable a cerrar los pactos simultáneamente para las elecciones gaflegas y las legislativas, frente a la opinión del PL, que pretendía concluir antes de las vacaciones veraniegas los pactos para Galicia, dejando "para más adelante" las conversaciones para las legislativas.

El sondeo de CEOE

En el reparto de cuotas de poder -auténtico caballo de batalla de la negociación, como lo muestra el hecho de que el programa electoral ni siquiera ha comenzado a discutirse- se ha venido librando una auténtica batalla, primero entre AP y el PDP, y posteriormente entre el partido democristiano y los liberales de Segurado, al exigir óscar Alzaga (PDP) contar con una cuota al menos dos veces superior a la del PL.

Las negociaciones, prolongadas durante más de dos meses, y en las que no han faltado incluso veladas amenazas de ruptura de la coalición, se han visto influidas por los resultados de la macroencuesta encargada por la patronal CEOE.

Las cifras de la tercera oleada de este sondeo, que acaban de ser entregadas a los dirigentes de la Coalición Popular, muestran para ella un cierto ascenso (28%) y un ligero descenso del PSOE (46%), al menos de acuerdo con los números filtrados por fuentes de la coalición. Estos números confirman la escasa repercusión del Partido Reformista, lo que, unido a la crisis que atraviesa Coalición Galega, hace aumentar el optimismo en el seno de la formación que preside Manuel Fraga. Las cifras manejadas por la Coalición Popular en Galicia presuponen que las listas que encabeza Gerardo Fernández Albor "rozarán" la mayoría absoluta (36 escaños). A nivel nacional, las versiones dadas en privado por los estrategas de Coalición Popular son menos optimistas -aunque Fraga declaró ayer: "La verdad es que tenemos posibilidades serias de llegar a gobernar"-: parten de la "probabilidad" de lograr 140 escaños y de que el PSOE no obtenga la mayoría absoluta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 24 de julio de 1985.

Lo más visto en...

Top 50