Tres meses de inactividad para Ángel Arroyo

El ciclista Ángel Arroyo tendrá que permanecer inactivo dos o tres meses al estar aquejado de brucelosis, enfermedad más conocida como fiebre de Malta y que le obligó a abandonar en la segunda etapa del Tour. Arroyo se encuentra hospitalizado en una clínica madrileña, en la que permanecerá al menos una semana para continuar posteriormente la recuperación en su casa. El doctor Ayala, médico que le atiende, considera que podrá reanudar su actividad deportiva, con toda normalidad, una vez transcurrido este período.El origen de su enfermedad resulta difícil de determinar, aunque, en opinión de los médicos, es probable que el corredor español la contrajera durante la disputa del Giro, manifestándose los síntomas tras unas semanas de incubación.

El cuadro clínico presenta un quebrantamiento general con fiebre y dolores articulares que ha permitido establecer el diagnóstico definitivo, más benigno de lo que se temió en los primeros momentos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 04 de julio de 1985.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50