Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La compañía Seat acumuló otros 36.190 millones de pesetas de pérdidas en el ejercicio pasado

ALBERTO VALVERDE, La compañía automovilística Seat acumuló pérdidas por otros 36.190 millones de pesetas en el ejercicio pasado, una cifra ligeramente superior a la de 1983 (35.778 millones). El Instituto Nacional de Industria (INI) tiene previsto inyectar de manera inmediata 56.800 millones de pesetas en la sociedad, mediante una operación acordeón, que consistirá en la reducción de su capital y una posterior ampliación del mismo con prima de emisión. Con la inyección de más dinero fresco el INI persigue continuar el plan de saneamiento financiero de la empresa, iniciado el pasado año, con vistas a garantizar su futuro.

La junta general de accionistas de Seat se celebrará el próximo sábado en Madrid. Por el volumen de las pérdidas se ha podido constatar que si bien la compañía ha mejorado sus resultados de operación en cerca 16.000 millones de pesetas, éstos continúan siendo negativos en unos 10.000 millones. Los fuertes costes financieros, superiores a 36.000 millones de pesetas y notablemente más altos que en el ejercicio anterior; el elevado endeudamiento a corto y el proceso paulatino de amortización de saldos negativos anteriormente activados, son las causas fundamentales de las pérdidas finales.Al margen de la operación de saneamiento correspondiente a este año (segunda dentro de un largo proceso de capitalización paulatina de la compañía), el INI tiene previsto inyectar una cifra muy parecida de fondos frescos en la sociedad durante el próximo ejercicio. De los 56.800 millones que el INI aportará a la empresa este año, una cifra próxima a los 35.000 millones será destinada a compensación de pérdidas, y el resto a mejorar la estructura financiera de la sociedad mediante una relación más favorable de sus recursos propios frente a los ajenos.

La inyeccción de más dinero en Seat tiene el doble objetivo, con vistas a la negociación en curso con la multinacional germana Volkswagen (VW), de evitar su quiebra técnica, de acuerdo a la ley española de sociedades anónimas, y de favorecer su integración en los planes de la futura compañía adquiriente. El proceso es paulatino, según afirman fuentes solventes, tal como se acordó por el INI el pasado año cuando una auditoría interna de la sociedad, realizada con criterios contables más ajustados, descubrió pérdidas acumuladas muy superiores a los 100.000 millones de pesetas.

Desequilibrio patrimonial

Al 31 de diciembre de 1983, la situación patrimonial de Seat presentaba un balance negativo del orden de los 125.000 millones de pesetas. Este desequilibrio fue corregido parcialmente durante el año pasado, cuando el INI aportó 79.000 millones de pesetas frescos (42.000, para capital y 37.000 para compensación de pérdidas), pero la acumulación de nuevos números rojos en 1984 hace temer que los fondos necesarios tengan que ser, durante los próximos años, algo superiores a lo originalmente previsto.

Para corregir una situación francamente desfavorable, la compañía ha iniciado planes concretos de reducciones de gastos, mejoras en la estructura del pasivo y planes de relanzamiento de ventas. Asimismo, está en marcha un plan de bajas incentivadas que trate de adecuar la plantilla de la compañía a las necesidades de fabricación. En el pasado ejercicio, sin embargo, las mejoras en estos capítulos han sido nulas e incluso algunas partidas de costes han aumentado, como son los laborales y comerciales.

Los planes de saneamiento financiero e industrial en Seat son independientes del proceso de negociación con la multinacional Volkswagen. Según apuntan fuentes solventes, "lo que hay que hacer en Seat en este terreno hay que hacerlo de todas las maneras". En este sentido, las negociaciones con los alemanes, más complicadas que lo que se presumía en un principio, discurren por el doble camino de elaborar un plan industrial que garantice la viabilidad de la sociedad y, en otra dirección, por el aspecto financiero, es decir, la evaluación del precio de Seat. Sobre este último está en marcha una auditoría de la sociedad, realizada por Price Waterhouse.

Respecto a las negociaciones con Volkswagen, el presidente del INI, Luis Carlos Croissier, manifestó esta semana ante la comisión de Industria del Congreso de los Diputados que la multinacional alemana ha prorrogado su compromiso para adquirir la mayoría del capital de Seat mediante el envío de una nueva carta de intenciones.

El presidente del INI se reunió el lunes pasado con el presidente de la multinacional alemana, Carl Hahn. En la entrevista se confirmó el interés de ambas partes de llegar a un acuerdo definitivo antes del próximo mes de noviembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de junio de 1985

Más información

  • El INI inyectará 56.800 millones adicionales en la sociedad