Una empresa de José María Íñigo cobra a los galardonados por los premios que les entrega

Los Premios Intermaster, otorgados por la empresa Master Internacional de Empresas, de la que forma parte el ex presentador de TVE José María Iñigo, costaron a la mayor parte de los galardonados una cantidad sin determinar, que se cobra en concepto de "gastos que ocasiona la entrega de este premio", según consta en la fotocopia de uno de los contratos facilitada por Antonio Muñoz, ex colaborador de Iñigo. En dicha fotocopia figura una empresa de galletas de Zaragoza que pagó 129.000 pesetas, aunque los premiados el pasado viernes en Madrid dieron cifras diversas. La empresa de José María Íñigo y Manuel Marcote, quienes se reparten, según Antonio Muñoz, el 99% de las acciones, ha otorgado ya estos premios en Valencia, Tenerife, Murcia, Zaragoza y Santander.

Más información

Master Internacional otorgó el pasado viernes, en Madrid, cerca de 100 premios que, según la publicidad de los mismos, "acreditan la buena imagen de marca, el prestigio empresarial y la expansión de las empresas". En el mismo acto, presentado por Íñigo, se hizo entrega del galardón, consistente en una estatuilla firmada por el escultor Juan de Ávalos, a personalidades conocidas, como Ramón Mendoza, presidente del Real Madrid; José Antonio Segurado, presidente del Partido Liberal; Antonio Asensio, presidente del grupo Z; Ramón Sánchez Ocaña, periodista y director del programa de TVE Más vale prevenir, y Manuel Martínez Flamarique, Chopera, empresario taurino, entre otros.Este periódico no pudo confirmar la asistencia del resto de los premiados especiales previstos, porque Manuel Marcote, socio de Iñigo, negó el acceso a la sala a este redactor aduciendo que se trataba de una fiesta privada, aun cuando minutos antes los responsables de Scala, donde secelebró el acto, no pusieron impedimento para su entrada. Poco antes, Marcote confirmó indirectamente que se cobraba por los premios cuando en tono airado dijo: "Se trata de una fiesta privada y si los participantes quieren contribuir pagando una cantidad es su problema, y en eso no se tiene que meter nadie".

José Maria Iñigo -ex director del programa de TVE Estudio abierto hasta el pasado 29 de mayo, fecha en la que suspendió voluntariamente la emisión del mismo al saber que iba a desaparecer de antena- consultado anteayer, dijo que "no había nada irregular en la fiesta" y remitió a este periódico a Marcote para todo lo relacionado con los premios, "porque yo sólo dirijo una revista, entre las varias actividades que tiene Master Internacional". Añadió que había llevado a Antonio Muñoz a los tribunales y que se trataba de un "botones" al que había echado hace tiempo. El Consejo de Administración de RTVE ratificó el pasado viernes que TVE presentará una reclamación judicial contra Íñigo por su abandono del programa.

Las empresas que recibieron galardón, 89 según la publicidad, son en su mayoría pequeñas industrias de la zona de Madrid, entre las que hay fabricantes de perchas, peluquerías, fábricas de cartón, alimentos para perros, frutos secos, ultracongelados, pavimentos, hoteles, bollerías y panaderías, agentes de la propiedad, mayoristas de "flor cortada", fabricantes de mazapanes, ópticas, establecimientos de calzado, mamparas divisorias, entre otros muchos. Destacan, situadas en primer lugar, multinacionales como NCR, Rank Xerox y la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid, así como la propia sala Scala.

Todos los empresarios galardonados consultados por EL PAIS confirmaron que habían pagado una cantidad por el premio, aunque ésta variaba mucho según unos u otros. Eugenia Pereda, responsable de Saneamientos Pereda, dijo que "la imagen cuenta mucho en un negocio" y que ya había recibido otro premio de la CEPYME. Consideró su empresa como una de las que más facturan en el sector y añadió: "Vengo con mi familia, paso una noche agradable y pago a gusto las 60.000 pesetas que cobran".

"Me siento muy halagado"

Uno de los responsables de Panypas, fábrica de bollería industrial y pan, declaró que, efectivamente, había pagado una cantidad por recibir el premio, pero sin precisar ésta. "Como me siento muy halagado, no quiero hacer mal a nadie", añadió. Dentro de las empresas grandes, dos hombres que se identificaron como pertenecientes a Rank Xerox, equipos de automoción para oficinas, confirmaron que venían a recibir el premio y que habían pagado "unas veintitantas mil pesetas".Antonio Muñoz, que colaboró con Íñigo durante tres años, fácilitó a este periódico fotocopias de la entrega de los trofeos Master Internacional en Zaragoza. Según estas fotocopias, una empresa de galletas pagó a Master Internacional de Empresas la cantidad de 129.000 pesetas "para que Master Internacional de Empresas, SA, haga frente a los gastos que ocasione la entrega de dicho premio, que se efectuará en un local apropiado dentro de la provincia a la que pertenece el galardonado", según el contrato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 16 de junio de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50