Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNIDAD VALENCIANA

Funcionarios municipales de Valencia creen que una encuesta atenta contra su intimidad

El Ayuntamiento de Valencia distribuyó entre sus empleados, junto con la última nómina mensual, una encuesta sobre salud, considerada en medios próximos al comité de empresa como "inútil y atentatoria contra la intimidad personal". Según el preámbulo, se trata de "adquirir un mayor conocimiento sobre los factores de riesgo derivados del medio ambiente ¡ahora¡ y sus repercusiones sobre la salud de los funcionarios".

Se advierte también que las respuestas a la encuesta serán "estrictamente confidenciales". Aunque no han recibido notificación sobre la obligatoriedad o voluntariedad de contestar la citada encuesta, en la primera hoja se indica a los funcionarios que su colaboración es "imprescindible".El primer folio, que consta de un total de 65 preguntas y un apartado "sólo para mujeres trabajadoras", contiene un recuadro donde el consultado debe escribir sus apellidos, su nombre y su número como funcionario, aunque se especifica: "si prefiere mantenerse en el anonimato, no conteste los datos del recuadro". A continuación, sin embargo, figuran varias preguntas sobre lugar de nacimiento, fecha, estado civil, servicio en que trabaja, turno y puesto de trabajo, mediante cuyas respuestas sería inmediata la identificación.

Las preguntas son las habituales en una encuesta de salud aplicada a los riesgos en el trabajo: diversas enfermedades y dolencias, molestias, y estado psicógico, aunque algunas de ellas se aproximan más a un historial clínico personal, como tiene usted problemas en sus relaciones sexuales?", "¿ha sufrido usted algún aborto?", "¿ha dejado de tener la menstruación antes de los 40 años?" o "¿Tiene usted necesidad de levantarse por la noche a orinar? ¿cuántas veces?". La encuesta pregunta también si se han tenido hijos con enfermedades hereditarias o malformaciones, si se han padecido anteriormente enfermedades contagiosas o víricas, si se tienen "picores frecuentes" y sobre la presencia de estreñimientos y diarreas en los últimos años.

La encuesta contiene diversas preguntas, específicamente dirigidas "a las mujeres trabajadoras", sobre problemas del aparato reproductor femenino, embarazos, abortos y menstruaciones, aunque no pregunta nada sobre enfermedades del apartado reproductor masculino o disfunciones sexuales en los hombres.

Algunos funcionarios consultados por este periódico han comentado la "imposibilidad" de que la encuesta se responda con sinceridad y, al mismo tiempo, de forma no anónima, por el carácter especialmente "íntimo" de algunas preguntas. Esta encuesta de salud ha sido realizada por un equipo médico municipal, cuya identidad no figura en la misma, y se ha distribuido. entre los aproximadamente 3.000 trabajadores dependientes del Ayuntamiento de Valencia. La única firma que figura en las hojas repartidas corresponde a la Oficina de Control del servicio de personal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de junio de 1985