El sector eléctrico ha superado el máximo esfuerzo de inversión, según Alegre Marcet

Juan Alegre Marcet, presidente de Unidad Eléctrica (Unesa), afirmo ayer que el sector eléctrico "ha superado ya el máximo esfuerzo de inversión", lo que ha permitido introducir cambios importantes y criterios más saneados en su estructura financiera. Asimismo, Alegre expresó su opinión de que el consumo de energía eléctrica, que ha experimentado un crecimiento moderado en los primeros meses del año, remontará en el segundo semestre al mismo nivel, o parecido, que en el ejercicio anterior, es decir, un 4,7%.

Al presentar el balance del sector eléctrico correspondiente al pasado ejercicio, el presidente de la asociación dé empresas eléctricas resaltó como los hechos más destacables del mismo la constitución de la nueva empresa Red Eléctrica, a partir de los activos de distribución de alta tensión que han sido nacionalizados por el Gobierno; la aprobación por el Parlamento del Plan Energético Nacional (PEN) y, por último, la institucionalización vía tarifas de un plan de saneamiento y nuevas compensaciones para la redistribución de los ingresos.Respecto a la situación financiera del sector, el presidente de Unesa destacó el giro que se está produciendo en los mecanismos de financiación del sector, en el sentido de que se está reduciendo el endeudamiento exterior al tiempo que se incrementan los fondos propios y el recurso a los mercados internos de capitales. Alegre reveló que, en los primeros cuatro meses del año, ninguna empresa eléctrica "ha tomado una peseta en moneda extranjera".

Según el presidente de Unesa, al final del ejercicio de 1983, último sobre el que se tienen datos consolidados, las inversiones en activos del sector alcanzaban la cifra de 4.008.873 millones de pesetas; las inversiones en curso, 2.152.962 millones; el capital y reservas eran de 2,4 billones; las amortizaciones, 1,17 billones, y las obligaciones y los créditos, 2,7 billones. De esta última partida, un 29% eran obligaciones, un 23,4% créditos en pesetas, y un 47%, en moneda extranjera.

Beneficio consolidado

En 1983, el beneficio consolidado del grupo fue de 75.567 millones de pesetas, lo que representa una rentabilidad del 3,09% sobre los fondos propios. En cuanto a los gastos financieros, han pasado a representar de un 28,6% en 1982 a un 33,5% en 1984, aunque en 1985, como ya se ha reflejado, se ha comenzado a notar un cambio en la tendencia ascedente, con una diminución en el ritmo de su crecimiento (del 4%-5% en años anteriores a sólo un 1,5% en este año).La producción del conjunto de las empresas del sector fue de 119.786 millones de kilovatios, con un incremento del 2,2%. El consumo, por su parte, aumentó un 4,7%, uno de los mayores en los últimos años. Indicó que, al 12 de mayo de este año, el aumento del consumo ha sido de un 1,6%; pero el presidente de Unesa, que dijo que esta variable estaba condicionada a la actividad económica general del país, se recuperará en la segunda mitad del año, si se confirman las esperanzas de un mayor relanzamiento de la demanda.

Se refirió al proceso de intercambio de activos acordado el pasado diciembre y opinó que su concreción es "más difícil de lo que parece a primera vista". No obstante, expresó su opinión de que para antes de que termine el primer semestre de este año se haya concluido el proceso.

Hizo una mención especial al cambio en la estructura de producción, concretamente a la disminución de la participación del fuel. El consumo de fuel ha descendido de 10 millones de toneladas en 1976 a 2,5 millones en 1984 y, previsiblemente, a 1,2 millones en 1985.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 20 de mayo de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50