Los beneficios de la banca privada aumentaron un 15,4% en 1984

Los beneficios de los bancos privados españoles ascendieron a 144.800 millones de pesetas en 1984, mientras que los de las cajas de ahorro alcanzaron la cifra de 99.000 millones, según los datos hechos públicos ayer por el Banco de España. Ello supone un incremento del 15,4% en el primer caso y del 22, 1 %, en el segundo, con respecto a los beneficios netos obtenidos en 1983.La evolución de la cuenta de resultados de estos dos grupos de entidades, aunque positiva en ambos casos, fue bastante más favorable para las cajas de ahorros que para los bancos, debido, sobre todo, a que el Hispano Americano tuvo que destinar todos sus recursos generados en el ejercicio pasado a provisiones de morosos y fallidos y no pudo dedicar nada a resultados, distribuibles o no.

Tanto en el caso de los bancos como en el de las cajas de ahorros el margen de intermediación -es decir, la diferencia entre los ingresos y los costes financieros- disminuyó al calcularse su porcentaje sobre activos medios totales, situándose en el 3,75% en el caso de los bancos y en el 5% en el de las cajas.

El informe elaborado por el Banco de España señala que el proceso de saneamiento de bancos en crisis continúa su tendencia positiva, tanto por las ayudas recibidas, como por los cambios de gestión introducidos en la mayor parte de estas instituciones. Así, los bancos en crisis que en 1983 alcanzaron unas pérdidas de 18.400 millones de pesetas, las redujeron, un año después, a 6.100 millones de pesetas.

Costes financieros

Para el flanco de España una de las notas más destacadas del pasado ejercicio fue el retroceso que experimentaron las fórmulas de depósitos baratos, cuentas corrientes y, de ahorro, y el aumento de las fórmulas más caras, en especial los depósitos a plazo y los pagarés bancarios.Este cambio en la estructura del pasivo provocó un encarecimiento general de los costes financieros, a pesar del descenso decidido a mediados del verano por los grandes bancos sobre los máximos de retribución del pasivo en cualquiera de sus formas. No obstante, el porcentaje de los costes financieros sobre activos medios descendió ligeramente en el conjunto del ejercicio.

En la banca se ha mantenido un cierto aumento de la productividad al haber disminuido el volumen de sus costes de personal sobre el total del negocio administrado en 1984.

El capítulo de saneamientos fue uno de los más importantes con unas dotaciones de 214.000 millones de pesetas en el caso de los bancos y de 60.000 millones de pesetas en las cajas de ahorro. A pesar de la importante cifra proporcionada por el Banco Hispano Americano, los saneamientos totales de la banca apenas crecieron en 8.000 millones de pesetas respecto al año anterior, y los de las cajas de ahorro disminuyeron en valores absolutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 20 de mayo de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50