Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Comité Regional del PCE espera que no haya trabas socialistas a su cambio de portavoces

El comité regional del PCE de Madrid "no tolerará que el PSOE fomente su crisis interna con la utilización del tema de los portavoces comunistas en el Ayuntamiento y la asamblea de Madrid", según declaró ayer Pedro Diez, secretario general de dicho comité. Diez informó asimismo de la política de movilizaciones populares inmediatas acordada por el comité regional durante el pasado fin de semana en apoyo de varias reivindicaciones, entre ellas la supresión de la libertad de horarios comerciales, que según el PCE, perjudica a los pequeños comerciantes.Francisco Herrera y Manuel Corvo son los portavoces elegidos por el comité regional comunista en el Ayuntamiento y la asamblea de Madrid, respectivamente, en sustitución de Adolfo Pastor y Lorenzo Hernández. "Nos preocupa el comportamiento del PSOE, en ambas instituciones, pues muestra una excesiva vacilación en aceptar las legítimas propuestas del PCE", dijo Pedro Díez. "Es un mal precedente, peligroso para la democracia, aprovechar el tema de los portavoces para fomentar la crisis interna de nuestro partido", añadió, .pero no vamos a tolerar que se actúe fuera de la legalidad".

Díez explicó la situación de la diputada Carmen Ronoy. Su dimisión, y posterior sustitución, desequilibraría las fuerzas entre carrillistas y gerardistas en el grupo parlamentario comunista madrileño, en favor de los primeros. "Carmen Ronoy no ha dimitido", precisó Pedro Díez. "Presentó la dimisión pero ésta no tiene valor hasta que no la ratifique ante el presidente de la asamblea, y no lo ha hecho, sino que ha retirado su dimisión, luego continúa como diputada". Según el secretario general del comité regional del PCE de Madrid, "el presidente de la asamblea, el socialista Ramón Espinar, dio curso a la dimisión de Ronoy sin el requisito de la ratificación que señala el reglamento".

Díez denunció asimismo "el recorte de 2.000 millones de pesetas efectuado a la comunidad de Madrid en el presupuesto del fondo de solidaridad municipal, que pasa de 3.450 millones de pesetas a 1.400 millones, lo que supone una gran pérdida para los municipios, en detrimento de los servicios y equipamientos públicos y con la inmediata consecuencia de aumento del paro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de mayo de 1985