Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dirección del PCE inicia la sustitución de dirigentes carrillistas con un nuevo secretario para Madrid

Sin una sola referencia explícita a Santiago Carrillo, que el día anterior había lanzado duros ataques personales contra él, Gerardo Iglesias clausuró ayer con un mitin público la conferencia extraordinaria de Madrid del PCE, en la que Pedro Díez fue elegido responsable de la principal organización regional del partido, en sustitución del carrillista Adolfo Piñedo. "Con esta conferencia se abre una nueva etapa para el PCE y concluye otra en la que el partido estuvo cerrado a la sociedad, en la que, sin rumbo, sufrió una fuerte pérdida de credibilidad", dijo el secretario general comunista.

La propia presidenta del partido, Dolores Ibárruri, acudió al mitin público que, a primera hora de la tarde de ayer, clausuró la conferencia extraordinaria de Madrid del PCE, con la que de hecho se consumaba la escisión del partido entre gerardistas y carrillistas. Estos últimos celebraban paralelamente una asamblea de cuadros en un colegio nacional próximo a Madrid, y desde allí denunciaban la "ilegalidad" y la violación de los estatutos que supuso la celebración de la conferencia, contra la cual los carrillistas han recurrido a los tribunales.Algo más de un millar de personas asistió al mitin, en el que Iglesias y el recién elegido Pedro Díez aseguraron que ahora comienza una nueva era para el PCE y se refirieron a la necesidad de poner en marcha la política de convergencia de izquierda inicialmente diseñada por el vicesecretario general Nicolás Sartorius, quien también estuvo presente en el acto. "La nueva etapa", dijo Iglesias, "está caracterizada por la renovación. No queremos renunciar a la transformación socialista de la sociedad, pero no lo haremos con las formas de 40 años atrás".

Padre e hijo

"En este partido ya no valen las consignas. Nuestra sociedad ya no acepta de igual manera lo que un padre dice a su hijo, y éste, evidentemente, hace muy bien no aceptándolo", afirmó el secretario general del PCE, en la que se consideré como la única referencia implícita a su antecesor, que en esos momentos pronunciaba un mitin en Valencia.Durante el acto Iglesias atacó al PSOE en general y a Felipe González en particular. "No basta con desenmascarar el engaño de Felipe González; hay que decirle que no colonice más esta España nuestra", dijo Iglesias en relación a la próxima venida a Madrid del presidente norteamericano, Ronald Reagan, a quien calificó como "el peligro número uno para el mundo". "El jefe del imperio", siguió Iglesias, dentro de la misma tónica, "pretenderá colarle al Gobierno que no celebre el referéndum OTAN; otras bolas más grandes ha tragado ya el Gobierno". Para el secretario general del PCE, "el adelantamiento de las elecciones generales para fin de año es un peligro real; hay datos que no cuadran. Esto sería algo intolerable, pero quien sólo piensa en los votos puede hacerlo; otras cosas gordas han hecho ya". Sin embargo, tanto Iglesias ayer como su rival Carrillo el sábado salvaron de sus críticas globales contra el PSOE a la figura del secretario general de UGT, Nicolás Redondo.

El comité regional surgido de esta conferencia está integrado por 75 miembros, entre ellos los ocho gerardistas que formaban la minoría en la anterior dirección de Piñedo.

Además del nuevo secretario, Pedro Díez, forman el comité -trabajosamente elegido, dada la gran cantidad de nombres que debieron ser desechados a última hora- sindicalistas como el secretario de CC OO de Madrid, Juan Moreno; artistas como Eduardo Arenillas; periodistas como Félix Gil; economistas como Antonio Galliza; profesionales como el filósofo Juan Trías, e históricos como el ex responsable de Madrid, luego apartado por Carrillo, Víctor Díaz Cardiel. Destaca también la incorporación al comité de la ex concejala Isabel Vilallonga, expulsada del PCE por Carrillo y que sólo muy recientemente se reincorporó al partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de abril de 1985

Más información

  • Pasionaria asistió al mitin de Gerardo Iglesias que cerró la conferencia extraordinaria