Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mitterrand juzga como un acierto las extradiciones de 'etarras' a España

El presidente de la República Francesa, François Mitterrand, afirmó ayer en el acto de apertura del 65º congreso de la Liga Pro Derechos del Hombre, que la mejor prueba de que las extradiciones de militantes etarras concedidas el año pasado fueron justas es que dos de los implicados han sido absueltos por la justicia española. Mitterrand salía al paso de las informaciones publicadas por algunos diarios parisienses, según las cuales el Gobierno francés se sentía incómodo por lo ocurrido.Las explicaciones de Mitterrand se produjeron pocas horas después de que el ministro del Interior, Pierre Joxe, realizara una visita sorpresa a Madrid para tratar de la lucha antiterrorista y sobre todo del incremento de las actividades de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL).

Mitterrand, que es el primer presidente francés que asiste a una reunión de la Liga Pro Derechos del Hombre, insistió en que la actitud de su Gobierno frente al terrorismo será "intransigente e implacable". Al evocar el caso de los etarras entregados a la justicia española, afirmó: "Un estado democrático merece nuestra confianza, y España es un país amigo con una democracia valiente. No teníamos por qué sospechar a priori que no se haría justicia. Ahora se demuestra que teníamos razón. Al absolver a los dos extraditados la justicia española enseña que es digna de confianza". Las palabras de Mitterrand fueron acogidas con fuertes aplausos por los asistentes al acto, entre los que se encontraban los ministros del Interior y de Justicia.

La absolución de dos de los hombres entregados a las autoridades españolas ha merecido amplias informaciones en todos los medios de comunicación franceses. La mayor parte ha hecho hincapié en el hecho de que la policía española no consiguió reunir pruebas suficientes. Algunos comentaristas insinuaron que las autoridades francesas "fueron engañadas por la policía española, que presentó como ciertas pruebas que luego no pudo mantener ante la Audiencia Nacional". Otros periódicos como Le Monde insistieron, por el contrario, en la garantía que supone para el futuro el riguroso comportamiento de un tribunal.

El presidente Mitterrand hizo un breve aparte con el ministro del Interior, quien le informó probablemente del contenido de su visita relámpago a Madrid. Oficialmente, y según el breve comunicado conjunto, Joxe y Barrionuevo "pasaron revista al estado actual de la colaboración entre los dos departamentos", que fue calificada de "satisfactoria". Extraoficialmente, sin embargo, fuentes francesas afirman que Pierre Joxe expuso en Madrid su preocupación y disgusto por el incremento de los atentados de los GAL.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 1985