Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

El Urquijo-Unión hará banca comercial para la clase media alta

El Banco Hispano Americano no tiene ninguna prohibición de las autoridades monetarias para dejar de: repartir dividendo este ejercicio; por tanto, el que lo reparta o no depende exclusivamente de su cuenta de resultados, Siendo así, existe un gran optimismo para poder hacerlo. Por otra parte, el socio alemán del banco -que posee el 10% de las acciones se incorporará próximamente al Consejo de Administración de la entidad, incluso a su comisión ejecutiva. Estas reflexiones han sido hechas por Claudio Boada, presidente del tercer banco del país desde el pasado mes de enero, en la primera entrevista que concede desde que sucedió a Alejandro Albert.

El gran problema del grupo Hispano Americano ha sido el saneamiento del Banco Urquijo-Unión. Boada define la pasada situación del primer banco industrial del país como una "pesadísima losa para cualquiera; una pesadilla".Pregunta. Una vez que cuenta con las nuevas ayudas, ¿qué va a hacer el Urquijo-Urnión?

Respuesta. El Banco Urquijo-Unión es un banco medio y tiene una cartera de renta variable, unas participaciones en industrias más grandes que nadie. ¿Qué tiene que hacer? Pues reducirla. Porque un banco de ese tamaño no puede tener un grupo industrial de ese tamaño. Esto se logra con paciencia, con cuidado. Acabamos de vender unos aparcamientos y hemos hecho una buena plusvalía. Otras veces hacernos minusvalías. El Urquijo-Unión ha hecho siempre muy bien banca de empresas y pensamos que debe seguir haciéndolo y, por último, banca comercial centrada en un segmento medio alto. Porque a un segmento menor no puede acceder con 150 oficinas frente a organizaciones como la del Hispano, con 1.500 oficinas, o como la de los demás, de 2.000 como Central y Banesto. Debe hacer la banca adecuada a su tamaño.

P. Cómo se va a hacer el saneamiento con los 50.000 millones de pesetas nuevos?

R. Se van a vender algunos créditos y algunas participaciones empresariales al Fondo de Garantía de Depósitos, mediante unas listas que existen, para acabar con los activos malos que tiene en estos momentos el Banco Urquijo-Unión. La banca privada no comprará nada. El Fondo de Garantía aportará 25.000 millones de pesetas; la banca privada, incluido el Hispano, el resto. Estos 50.000 millones se le clan al Urquijo-Unión y este banco le da al Fondo activos por ese valor. Siempre se ha hecho así; ha sido el Fondo quien compra los activos. ¿Para qué iba a comprar la banca privada activos dañados?

Razones para colaborar

P. Pero, ¿cuál ha sido la razón real de esa colaboración de la banca privada? La gran banca compró conjuntamente Banca Catalana para que no fuera a parar a manos de una caja de ahorros; en el caso de los bancos (de Rumasa, para que no creciera la participación de la banca extranjera....R. En el tema del Urquijo-Unión está muy claro. La solidaridad de la gran banca, a la que estoy profundamente agradecido, se debe a que un Banco Urquijo-Unión profundamente dañado dañaba al Hispano. ¿Y cabe en cabeza humana que a los seis grandes les resultara interesante que el Banco Hispano quedara dañado? Creo que lo que han hecho es un acto de solidaridad ayudando al Urquijo-Unión para ayudar al Hispano. El Hispano tenía un riesgo. Si el Urquijo-Unión tenía dañado su patrimonio, como el Hispano tiene 23.000 millones de pesetas en acciones de ese banco, no valían eso y por tanto debía producirse una baja en la cartera del Hispano. A partir del acuerdo, los 23.000 millones de pesetas valen justamente esa cifra y el Hispano no ha perdido nada. Lo que se ha hecho es evitar un daño que el Urquijo-Unión podía provocar al Hispano Americano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 1985