Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un yerno del industrial de Elche también es acusado en EE UU de tráfico de heroína

WashingtonLas autoridades norteamericanas han solicitado una orden de detención contra el ciudadano español Trinitario Ruiz Saura, de 30 años, al que acusan también de conspiración para introducir en Estados Unidos 80 kilos de heroína, valorados en 80 millones de dólares (unos 14.800 millones de pesetas). Trinitario Ruiz, alias Trino, según los documentos de la policía estadounidense, es yerno de Victoriano Molina Chacón, que ha sido extraditado desde Bermuda a Nueva York por la misma acusación y se encuentra bajo arresto judicial en una cárcel neoyorquina a la espera de su eventual procesamiento y posterior juicio.

La denuncia formal de la Agencia Norteamericana de la Lucha Antidroga (DEA), que ha servido para la detención y posterior extradición de Molina, asegura que Trinitario Ruiz era el presidente de la empresa Mintor Shoe Company, de Nueva York, que recibía los zapatos que exportaba su suegro desde Elche a Italia. En uno de estos cargamentos llegó la heroína a Estados Unidos, según la acusación.

Mintor Shoe, con oficinas en la calle 57 Oeste, era propiedad de Víctor Molina y estaba dirigida por Trinitario Ruiz, casado con Teresa, hija del primero. Ruiz y su esposa vivían en Nueva York, donde ambos estaban registrados en el consulado de España. Trinitario Ruiz, que, al parecer, se encuentra en España, abandonó Estados Unidos al sospechar que la policía estadounidense sabía algo sobre sus operaciones. Su suegro fue detenido el pasado 3 de marzo en Hamilton, la capital de Bermuda, después de que los agentes de la DEA le tendieran una trampa y le hicieran venir a la isla desde España para hablar de negocios relacionados con la droga.

La DEA afirma en su denuncia ante la justicia norteamericana que fue informada por la policía italiana de que el 22 de enero de 1983 los 80 kilos de heroína habían sido introducidos en Florencia en un cargamento de zapatos facturado a Mintor Shoe. Las autoridades norteamericanas dejaron que la droga llegara a Nueva York y montaron, con la ayuda de sus colegas italianos, un dispositivo de vigilancia electrónica de los dos acusados españoles.

La policía grabó varias conversaciones telefónicas entre Trinitario Ruiz y Peter Wang, un socio en el negocio de zapatos, en las que el primero le pedía a Wang que fuera a recoger al puerto de Nueva York 165 cajas de zapatos, en las que, al parecer, viajaba la droga. Wang le dijo que tenía dificultades para hallarlas y Ruiz le citó en otro lugar porque no quería seguir utilizando el teléfono.

La DEA afirma asimismo tener grabadas conversaciones de Victoriano Molina, realizadas entre los meses de noviembre de 1982 y enero de 1983,en las que el detenido buscaba dinero en Estados Unidos para traficar con heroína.

Por otra parte, según informa Joaquim Genís desde Alicante, fuentes del sector del calzado comentaron que Molina Chacón podría haber sufrido amenazas de elementos mafiosos integrados en la red de tráfico de drogas. Uno de sus socios de Mintor Shoe apareció meses atrás asesinado, acribillado a balazos, en Nueva York.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de marzo de 1985