Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un diputado conservador acusa al Gobierno de ocultar datos sobre fallos del control de tierra en el accidente de Mejorada

El diputado del Grupo Popular José Antonio Trillo presentó ayer en una conferencia de Prensa un supuesto documento de la Dirección General de Aviación Civil en el que se recogen datos sobre el accidente de un jumbo de Avianca ocurrido en noviembre de 1983 en Mejorada del Campo, omitidos o suavizados en el informe oficial hecho público días atrás por la comisión técnica de investigación de accidentes aéreos. Estos datos se refieren a las deficiencias detectadas en la torre de control del aeropuerto de Barajas. "La responsabilidad fue el 80% del piloto y el 20% de tierra", dijo Trillo.

MadridEl citado documento fue elaborado por un funcionario de la Dirección General de Aviación Civil y "parece estar destinado al ministro de Transportes y al Grupo Socialista para su utilización en el próximo debate sobre el dictamen de la comisión parlamentaria que estudia los accidentes aéreos de 1983", interpretó Trillo. En uno de los párrafos de este documento se dice textualmente: "Si la estrategia del Grupo Popular va encaminada a inculpar al servicio de radar, conviene alentarles a seguir en esa línea, ya que la defensa es posible y fácil- no así si atacan frontalmente las actuaciones de la torre de control".En este texto, cuyo autor se refiere a sí mismo como "el firmante", se habla profusamente de la deficiente actuación que tuvo el día del accidente de Avianca la torre de control de Barajas. Según este firmante, la torre de control "es lo menos defendible [se supone que los defensores habrán de ser los ponentes del Grupo Socialista], ya que, en la práctica, incumplieron todos los procedimientos".

Este supuesto documento interno insiste reiteradamente en los fallos habidos en el servicio de alerta, en el de control y el de aproximación de Paracuellos y Barajas. "Hubo fallos en ambas agencias (APP y TWR) [control de aproximación de Paracuellos y torre de Barajas], ya que no actuaron con la celeridad debida", dice el texto. Trillo, tras mostrar a los informadores este supuesto documento interno de Aviación Civil al que ha tenido acceso, pasó a referirse a la precaria situación de los controladores en los aspectos técnicos y humanos, situación que palian con un esfuerzo superior al que les corresponde.

"La situación del tráfico aéreo está llegando a límites muy graves; los controladores están agobiados, son palabras de ellos misinos", puntualizó Trillo.

Preguntas al Gobierno

Este diputado presentó ayer en el Congreso 13 preguntas dirigidas al ministro de Transportes, Enrique Barón, referentes al tráfico aéreo, "preguntas que hemos elaborado con los propios controladores", informó Trillo en continuas referencias a estos profesionales. "Los controladores están muy preocupados y han solicitado nuestra ayuda para que España vuelva a ser el país que gozó de una gran fama internacional en materia de tráfico aéreo", afirmó este diputado.El contenido de estas preguntas, presentadas en la Cámara baja con destino a Barón y que solicitan respuesta por escrito, muestra que han sido elaboradas por técnicos de la Aviación Civil, difícilmente comprensibles para personas no familiarizadas con la jerga aeronáutica y para quien no conozca día a día las deficiencias que pueden darse en los aeropuertos y en las torres de control.

Trillo dijo conocer numerosas de estas posibles deficiencias, citando algunas de ellas, leídas de diversos documentos. Por ejemplo, aseguró que el pasado 12 de febrero, en el radar de Paracuellos se registraba la altitud a la que volaba un aparato con un error de 15.000 pies respecto a la altura real. "El control de tráfico y aproximación está en manos de equipos muy antiguos, las dotaciones son insuficientes, y el número de controladores es muy inferior al que debiera haber en cada servicio, por las razones que sean", añadió Trillo.

El cese del presidente de Iberia, Carlos Espinosa de los Monteros, y su sustitución por Narcís Andreu le parece normal a este diputado en un momento en el que Iberia va a manejar 100.000 millones de pesetas para adquisición de nuevos aparatos. "Cuando se trata de números grandes, el PSOE, prefiere tener a gente del partido controlando", concluyó Trillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de marzo de 1985

Más información

  • José Antonio Trillo presenta a la Prensa un supuesto documento de Aviación Civil