Cartas al director
i

Diferencias entre policías

En el diario EL PAIS del día 25 de febrero, y firmado por F. Orgambides, leo con asombro que "Martínez, que siempre va armado, tuvo en la noche del lunes un incidente en los alrededores de la sede sindical del SPP con el ex secretario general de la Unión Sindical de Policía (USP) Modesto García. El incidente no llegó a graves consecuencias gracias a la intervención del inspector Jesús Nieto, otro de los autores de la detención, que actuó con gran serenidad e impidió una posible agresión al ex dirigente de la USP, que apoya a Novás".En honor a la verdad, que siempre debe de estar por encima de todo, y que en un profesional del periodismo debe de ser su norte y virtud fundamental, al igual que en todo profesional de la policía, le puntualizo lo siguiente:

En la noche del lunes a que se refiere el periodista, yo me encontré con el señor Modesto García en el primer rellano de las escaleras de ascenso a la sede sindical del SPP. Aquél me increpa, con acritud y alto tono, que era una vergüenza lo que habíamos hecho con el señor Novás, a lo que le respondí que no tenía nada de que avergonzarme, momento éste en que el señor Martínez, hallándose en el último tramo superior de acceso a la sede sindical, dirigiéndose verbalmente al señor García, y del que le separaban físicamente unos 10 metros de escalera, le dijo en voz alta que se metiera en sus asuntos y nos dejara en paz de una vez, sin que en ningún momento hubiera agresión física y sin que yo tuviera necesidad de intervenir para separar a nadie.

Decirle, señor director, que no sólo Martínez, sino yo y cualquier policía, siempre vamos armados en razón a nuestra calidad de funcionarios de policía, pero con el solo propósito de que, en caso de utilizar nuestra arma reglamentaria, se haga siempre en defensa del ordenamiento constitucional y legalidad vigente.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de marzo de 1985.

Lo más visto en...

Top 50