Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuerte competencia por la adjudicación de las bodegas Paternina

A las dos de la tarde de ayer se cerró el plazo definitivo de admisión de ofertas para la adjudicación de las bodegas riojanas Paternina, del grupo Rumasa. La lucha parece centrada en tres -Eguizábal, Savin y Caprile- de las seis ofertas que ayer confirmaron su voluntad de competir por Paternina. El empresario riojano Marcos Eguizábal estará finalmente en liza y con muchas posibilidades de vencer. El lunes, 28, se conocerá el adjudicatario de las bodegas, además del de Embutidos Moncayo, Muebles Herraiz, Laboratorios Hubber, Coviviendas y Mercapiel.Los reprivatizadores de Rumasa han jugado fuerte de nuevo y han logrado mejoras sustanciales en la mayoría de las ofertas con respecto a las presentadas el viernes, día 18. Cuando el lunes, 21, Juan Barrios y sus expertos de la Unidad de Gestión de Ventas abrieron las plicas presentadas, se encontraron ante la compleja tarea de tener que comparar peras con manzanas, por lo que al día siguiente entregaron a los contendientes una nueva carta de condiciones.

Dicha carta, destinada a homogeneizar las distintas ofertas, contemplaba como imposición más relevante la negativa a admitir cualquier quita en el pasivo de la sociedad, de casi 2.400 millones de pesetas. Mareos Eguizábal se presentó ayer el último, confiando quizá en reir el primero. "Hemos sido demasiado valientes; nos han hecho mejorar muchísimo nuestras condiciones". Eguizábal pagará 90 millones por las acciones, asumirá, como todos los contrincantes, el pasivo de la sociedad, y se compromete a pagar los 906 millones de deuda bancaria de Paternina en 5 años, al 8% de interés.

Savin, por su parte, está dispuesto a pagar 250 millones por las acciones, pero propone pagar el pasivo bancario en 8 años, sin intereses. El grupo "Ibérica", liderado por Mario Caprile, ex presidente de Femsa, ofrece pagar por las acciones hasta 500 millones de pesetas - 100 al contado-, mientras que solicita 8 años, más 3 de carencia y sin intereses, para pagar la deuda bancaria. La oferta de Pedro Rovira, valora las acciones de Paternina a peseta, y sugiere pagar la deuda en 10 años, al 8%. El grupo encabezado por los hermanos Pérez Pernia, agricultores riojanos, piensa lo mismo de las acciones y ofrece pagar 100 millones de la deuda al contado y el resto a 10 años, al 8% de interés. La sexta oferta, de un grupo de industriales vascos, se encuentra muy lejos de las cinco anteriores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 1985