GENTE

Naika,

una pequeña de dos meses, representó el papel del niño Jesús la pasada Nochebuena en el pueblo asturiano de Belén (Luarca), el único topónimo de la Península Ibérica cuyo nombre coincide con el lugar del nacimiento de Jesucristo. Los habitantes del pueblo dieron vida al resto de los personajes bíblicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 25 de diciembre de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50