Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno afirma que Guatemala indemnizará por el asalto de 1980 a la Embajada española

El Gobierno ha aclarado al senador popular Javier Rupérez que Guatemala ha reconocido su responsabilidad en el asalto de que fue objeto la Embajada española en dicho país el 31 de enero de 1980, así como su voluntad de indemnizar los daños.La respuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press, afirma que en el comunicado conjunto por el que se restablecen las relaciones diplomáticas entre los dos países se habla claramente de allanamiento, término jurídico que expresa, inequívocamente, la naturaleza de los hechos, porque solamente se produce allanamiento "por parte de las fuerzas de seguridad".

A mayor abundamiento, en el comunicado conjunto del 22 de septiembre pasado, cuyo contenido preciso se revela ahora, se subraya que fue objeto de violación el Convenio de Viena sobre relaciones diplomáticas, en el que se establece textualmente que "los locales de la misión son inviolables" y que "los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos sin consentimiento del jefe de la misión". Todo ello lleva al Gobierno a concluir que "no existe duda alguna en el texto del comunicado en cuanto a la responsabilidad guatemalteca en los hechos ocurridos el 31 de enero de 1980".

En la contestación se rechaza que el Gobierno español hubiera modificado las exigencias iniciales para el restablecimiento de relaciones. Por el contrario, se añade, el Gobierno de Guatemala ha satisfecho las tres condiciones fundamentales que imponía España para alcanzar este resultado, y que eran: el reconocimiento de que se produjo un hecho ilícito por parte guatemalteca, que se ordenase la apertura de una investigación interna y que se indemnizase a España por los daños sufridos."Estas tres condiciones son plenamente satisfechas por el texto del comunicado conjunto", afirma el Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de diciembre de 1984